¿FRÍO o CALOR? ¿Qué es mejor si tengo dolor?

¡Hola a todos!

Hoy os hablaré de “qué es mejor aplicar: FRÍO o CALOR cuando tenemos una molestia”… ¡Pues podemos aplicar los 2!

¿Y por qué los 2? Primero debemos entender cuáles son los efectos del FRÍO y cuáles son los efectos de la CALOR.

Efectos del FRÍO

Es vasoconstrictor

  • Es un analgésico LOCAL muy potente
  • Reduce la circulación de los líquidos de la zona donde se aplica (flujo sanguíneo y sistema linfático)
  • Estimula la liberación de endorfinas que contrarresta el DOLOR y reduce el metabolismo
  • Tiene un efecto antiInflamatorio

Con la aplicación de FRÍO conseguiremos tener menos DOLOR y consecuentemente los músculos se relajarán, disminuyendo el espasmo muscular. Un músculo relajado transmite menos tensión en la zona de DOLOR LOCAL, permitiendo una mejor recuperación de la zona afectada y reduciendo aún más la sensación de DOLOR.

El FRÍO es vasoconstrictor, es un analgésico LOCAL, reduce la circulación de los líquidos de la zona donde se aplica y tiene un efecto ANITIINFLAMATORIO

Efectos de la CALOR

  • Es vasoldilatadoR
  • Facilita la circulación de la sangre y el buen funcionamiento del sistema linfático
  • Relaja la musculatura, y un músculo relajado transmite menos tensión en la zona de DOLOR LOCAL, así disminuye la sensación de DOLOR

Con la aplicación de CALOR conseguiremos RELAJARSE LA MUSCULATURA y un músculo relajado transmite menos tensión en la zona de DOLOR LOCAL, así notaremos una reducción del DOLOR.

Ver el post “El cuerpo nos habla: el Dolor Local y el Dolor Reflejo

La CALOR es vasodilatador, facilita la circulación de la sangre
y el buen funcionamiento del sistema linfático y ayuda a relajar la musculatura

FRÍO y CALOR tienen efectos diferentes, pero el mismo objetivo: relajar la musculatura, reducir el dolor y permitir una rápida recuperación de la zona dolorida. Alternado la aplicación de los 2 seremos más efectivos.

APLICACIÓN DE FRÍO

Para la aplicación de FRÍO, tendremos en cuenta los siguientes puntos:

  1. Aplicaremos FRÍO cuando tengamos un dolor LOCAL y AGUDO (un tirón muscular, un esguince, una distensión de fibras muscular, tendinosas o de ligamentos, cuando notamos un pinchazo muscular al hacer un movimiento, etc.)
  2. Aplicaremos FRÍO sólo en la zona de dolor, de forma LOCAL: 1 Cubito de hielo es suficiente. Es muy importante localizar bien la zona de dolor y ser preciso en la aplicación para no enfriar otra zona innecesariamente, lo que podría frenar la buena circulación de la sangre y una mejor recuperación.
  3. El tiempo de aplicación será de 10-15 minutos, 2 o 3 veces al día
  4. Aumentaremos la PRESIÓN para llegar a fibras afectadas más profundas
  5. Pondremos una protección alrededor del cubito de hielo. Seremos prudentes a la hora de aplicar el GEL para no crear una reacción contraria de rechazo. Proponemos poner una protección alrededor del cubito de hielo, como por ejemplo un papel de cocina o servilleta de papel, o un paño fino de algodón, según la tolerancia que tengamos en la sensación de FRÍO. Se puede comenzar la aplicación de FRIO haciendo pequeños golpes con el cubito de hielo para enfriar la piel y acostumbrarse al frío. Después podremos aplicarlo de forma continuada.

APLICACIÓN FRÍO LOCAL = – DOLOR = RELAJACIÓN MUSCULAR

APLICACIÓN DE CALOR

Para la aplicación de CALOR, tendremos en cuenta los siguientes puntos:

  1. Aplicaremos CALOR cuando tengamos una molestia GENERAL (cervical, hombros, lumbar) o también LOCAL y AGUDA
  2. Aplicaremos CALOR de forma GLOBAL, afectando a una zona amplia para relajar la musculatura relacionada con la zona de DOLOR. Podemos utilizar una manta eléctrica, cojines de huesos de cerezas calentados en el microondas, bolsas de agua caliente, etc.
  3. El tiempo de aplicación será de 20-30 minutos, y se puede alargar si notamos mejora y el calor no es muy intensa
  4. Si hemos notado un dolor LOCAL y AGUDO, recomendamos primero aplicar FRÍO y esperar unos 30 minutos antes de aplicar CALOR, porque el FRÍO haya tenido tiempo de hacer su efecto

APLICACIÓN CALOR GLOBAL = RELAJACIÓN MUSCULAR = – DOLOR

Complemento: El automasaje

Si queremos acabar de reducir la molestia, complementaremos la aplicación de FR’IO o CALOR con un auto masaje suave utilizando alguna crema o aceite hidratante para mejorar la circulación de la sangre y del sistema linfático de la zona, movilizando el tejido y haciéndolo menos rígido .

Ver el post “Los mejores pasos para relajarse con un automasaje

FRÍO y CALOR tienen funciones diferentes pero el mismo objetivo: reducir el dolor y relajar la musculatura, permitiendo una rápida recuperación de la zona dolorida. Alternando la aplicación de los 2 seremos más efectivos

Así que, si tenemos molestias, podemos aplicar FRÍO para reducir el DOLOR y luego aplicar CALOR para relajar la musculatura y activar la circulación de la zona, facilitando el proceso natural de cuerpo de reducir el dolor de las zonas afectadas.

Aplicar FRÍO LOCAL y CALOR GLOBAL con un auto masaje de la zona y mejorarás las molestias que puedas tener

Si tienes dudas o las molestias siguen, ponte en manos de un profesional de la salud. Y no olvides suscribirte al blog para no perderte ninguno de mis artículos.

Recuerda, Entrena Tu Energía, manteniendo una buena alimentación y moviendo el cuerpo, con mucha salud!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *