¿Tienes buena flexibilidad?

La flexibilidad es la capacidad para mover amplia y libremente las articulaciones, por lo tanto si tienes una buena flexibilidad podrás realizar tu deporte o actividades de la vida diaria con soltura y habilidad.

Conocer nuestro estado de flexibilidad es muy importante ya que esta es una buena manera de saber si somos propensos a sufrir lesiones que afecten a nuestras articulaciones y músculos, además de indicarte si debes  ponerte en marcha con un buen programa de estiramientos.

En este post conocerás el nivel de flexibilidad de las articulaciones más importantes de tu cuerpo, por medio de unos sencillos tests, que te dirán si te encuentras dentro de unos rangos de movilidad que han demostrado ser óptimos para nuestras articulaciones.

Realizar este test periódicamente, cada 2 o 3 meses, de esta manera irás controlando tus niveles de flexibilidad y podrás comparar tu evolución a lo largo del tiempo.

¡Testéate!

Realiza la acción enseñada la imagen intentando conseguir el objetivo marcado, si no te es posible se considerará que tu nivel de flexibilidad es insuficiente para dicha articulación.

ARTICULACIÓN DEL HOMBRO

a. Rotación externa

Rotación externa

Acción: Lleva la mano a la escápula contraria

Objetivo: Poder tocar la parte superior de la escápula contraria

b. Rotación interna

Rotación interna

Acción: Lleva la mano a la escápula contraria

Objetivo: Poder tocar la escápula contraria

ZONA LUMBAR

Zona lumbar

Acción: Presionar las rodillas hacia el pecho

Objetivo: Que tus muslos toquen el pecho

ARTICULACIÓN DE LA CADERA

a. Parte anterior (músculos flexores de la cadera)

Parte anterior

Acción: Lleva el muslo al pecho.

*Si se levanta del suelo  la rodilla de la pierna contraria se considerará que no tienes buena flexibilidad en la parte anterior de tu cadera de la pierna que se levanta.

Objetivo: Llevar el muslo al pecho sin que se levante la rodilla contraria.

b. Parte posterior del muslo (Músculos isquiotibiales)

Parte posterior del muslo

Acción: Elevar la pierna completamente extendida.

Objetivo: Poder llevar la pierna extendida a la vertical (90º)

c. Parte anterior del muslo (músculos extensores de la cadera)

Parte anterior del muslo

Acción: Llevar el talón hacia la nalga

Objetivo: Poder tocar la nalga con el talón

ARTICULACIÓN DEL TOBILLO

Parte posterior de la pantorrilla (músculos flexores del tobillo)

Parte posterior de la pantorrilla

Acción: Llevar el pie en dirección hacia la cabeza

Objetivo: Poder sobrepasar la vertical

Si tus niveles de flexibilidad no son los adecuados es importante que comiences con un programa de estiramientos. Hazlo mínimo dos veces por semana.

Debes hacer un programa global de las principales articulaciones del cuerpo, pero centrándote en aquellas que en tu caso tienen menor nivel de flexibilidad.

Además de tu programa de estiramientos, recuerda seguir hábitos saludables de alimentación e hidratación, así te aseguras de que tus articulaciones también reciben los nutrientes necesarios para su buen funcionamiento. Puedes consultar este post donde hablamos de la importancia de la hidratación.

Mantener tus articulaciones flexibles te ayudará a disfrutar más de tu día a día, así que asegúrate de incluir el programa de estiramientos entre tus hábitos saludables.

¡Salud articular!

About the author

Técnico en Duet Sports Mágic Badalona · Diplomado en Fisioterapia · Postgrado en Dirección de Programas Fitness-Wellness

Unirse a la discusión