¿Se puede disfrutar de la Navidad quemando calorías?

Durante las épocas navideñas es casi inevitable aumentar la ingesta calórica. No te preocupes y come, pero también pásate por el gimnasio a quemar calorías y evita ganar peso.

Con la llegada de la Navidad aparecen las deliciosas comidas y bebidas que acostumbramos consumir en estas fechas. No es necesario que renuncies a todo para estar en forma. El secreto es aplicar el sentido común y no abandonar el ejercicio físico. Te damos algunas sugerencias al respecto.

Lo excesos no convienen

Durante mucho tiempo las épocas navideñas estuvieron asociadas a grandes ingestas de comidas y bebidas. Esta tendencia está perdiendo protagonismo gradualmente, pues muchas personas han tomado conciencia de las desagradables consecuencias de atiborrarse o beber en exceso.

Disfruta de todo lo que más te guste en cantidades razonables, evitarás malestares y no ganarás peso innecesariamente. Por otra parte, recuerda que además de las comidas de gran contenido calórico las bebidas alcohólicas también engordan.

No ayunes para comer más

Hay personas que hacen un ayuno previo a las comidas de estas fechas o ingieren la menor cantidad de alimentos posibles. Pero llegar a la tradicional cena con un apetito voraz no es muy aconsejable, porque probablemente terminarás comiendo en exceso. Mantén una alimentación normal en los días previos.

Trucos

Hay algunas pautas que pueden ayudarte a ingerir menos calorías en las fiestas:

  • Opta por los alimentos menos elaborados y consume porciones pequeñas (sobre todo de aquellas comidas con más aporte calórico).
  • La carne magra y el pescado son más aconsejables que otras con más contenido graso.
  • Elige las bebidas alcohólicas con menos graduación ya que contienen menos calorías o reserva su consumo sólo para la hora del brindis.
  • Sé muy moderado con turrones y dulces en general.

La actividad física siempre debe estar presente

Las fiestas tradicionales no tienen por qué ser un pretexto para interrumpir tus ejercicios o entrenamientos. Mantén en lo posible tu rutina habitual. Incluso puedes compensar una mayor ingesta de alimentos con un aumento de tu actividad física.

Además, mantenerte físicamente activo ayudará a que tus niveles de glicemia y colesterol se mantengan en valores adecuados, a pesar de haberte pasado un poco con algún que otro manjar.

Elabora con anticipación el plan de ejercicios que seguirás en épocas festivas, adaptándolo al cambio de rutina que suponen. Ciñéndote a él y evitando los excesos podrás disfrutar de las Navidades sin inquietudes.

¡Qué tengas una muy feliz Navidad!

About the author

Entrena Tu Energía es el blog del Grupo Duet, de los centros Duet Sports y Duet Fit

Unirse a la discusión