¿Sabes todo lo que hay que saber sobre la diabetes?

El 14 de noviembre se celebra el Día Mundial de la Diabetes, en una fecha que coincide con el aniversario de Frederick Banting, uno de los descubridores de la insulina. La Organización Mundial de la Salud conmemora esta fecha desde 1991 y la Organización de Naciones Unidas lo hace desde 2007.

Una enfermedad extendida

Desafortunadamente la diabetes se ha extendido exponencialmente entre la población mundial en las últimas décadas, por lo cual es un problema de salubridad que preocupa a organizaciones y gobiernos en general. Ante este panorama, la celebración de esta fecha es una oportunidad para brindar información sobre el trastorno, sus causas y su tratamiento.

¿Qué es la diabetes?

La diabetes comprende un grupo de trastornos que comparten ciertos desórdenes orgánicos. Su subtipo más común es la diabetes mellitus, un conjunto de alteraciones metabólicas crónicas que provocan hiperglucemia (altas concentraciones de glucosa en la sangre). Tal condición es ocasionada por la deficiencia en la producción de la hormona insulina secretada por las células que se encuentran en el páncreas endocrino. Existen tres tipos de diabetes: 1, 2 y gestacional.

Síntomas principales

Las personas que padecen diabetes tienden a orinar con mucha frecuencia, tener mayor apetito y también más sed. Además pueden perder peso sin razón aparente. Esta enfermedad puede ocasionar daños en diversos órganos, como los ojos, los riñones, los vasos sanguíneos o los nervios.

Es fundamental consultar al médico en caso de que se presenten los síntomas antes mencionados, a fin de poder abordar tratamientos adecuados en caso de que exista la enfermedad.

Tratamiento

El tratamiento en los tres tipos de diabetes tiene como objetivo mantener niveles glucémicos normales. Se realizan tratamientos sustitutivos de insulina o análogos de insulina. En todos los casos, el afectado deberá tomar parte en el control de la enfermedad ya sea monitoreando sus niveles insulínicos o adaptando su estilo de vida a la misma. Las medidas personales para minimizar los efectos de la diabetes incluyen una dieta específica o ejercicios físicos moderados. El control médico permanente es imprescindible.

En la actualidad muchos diabéticos pueden desarrollar una vida normal dentro de las posibilidades existentes si se adaptan a las recomendaciones médicas. Si bien aún es una enfermedad incurable, se trata de uno de los principales focos de atención para la investigación científica, cuyos recientes resultados han abierto grandes esperanzas para el futuro.

Hoy más que nunca, ¡respira salud!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *