¿Qué es el metabolismo basal?

El concepto de metabolismo basal suele estar presente cada vez que se trata el tema del consumo energético de nuestro organismo. Básicamente es la energía que se gasta en todas las funciones elementales que cumple el cuerpo sin tener en cuenta la demanda derivada de la actividad física.

Te invitamos a conocer un poco más de este factor tan importante a la hora de reducir el gasto calórico.

Aunque parezca increíble, la necesidad calórica de estas funciones básicas es bastante alta, por lo cual el mantenimiento de un proceso metabólico activo puede ser un factor importante para conservar un peso adecuado.

Relaciones

La incidencia del metabolismo basal está estrechamente relacionada con diversos factores. Depende de la edad del individuo, su sexo, su masa muscular y ciertos niveles hormonales, entre otros aspectos.

El primer factor mencionado es de particular interés, ya que su alteración está a nuestro alcance. A mayor masa muscular más activo será el metabolismo basal, de lo cual se desprende que con la cuota adecuada de ejercicio podremos incrementar su efectividad.

Un error frecuente entre quienes desean perder peso es realizar una dieta demasiado estricta, lo que ocasiona una merma de la masa muscular y por consiguiente un enlentecimiento del proceso metabólico. Esto es así porque ante una señal de alarma como la carencia alimenticia el cuerpo comienza a demandar menos gasto calórico.

En cuanto a la edad, el metabolismo basal se hace más lento con el paso del tiempo luego de los 40 años, algo que se puede paliar también manteniendo una actividad física regular.

El resto de las circunstancias que influyen en este proceso quedan fuera de nuestro control. El organismo de los hombres gasta más calorías que el de las mujeres y también hay condiciones que se derivan de herencias genéticas propias de cada individuo.

Cálculos

Para conocer con precisión el metabolismo basal de una persona se ha de realizar una prueba médica que exige varias horas de reposo total a una temperatura de unos 20 grados y tras unas 12 horas de ayuno.

No obstante, es posible realizar un cálculo aproximado a través de las siguientes operaciones, denominadas ecuaciones de Harris-Benedict

Mujeres: MB= 10x peso (Kg) + 6,25x altura (cm)- 5x edad (años)-161

Hombres: MB= 10x peso (kg) + 6,25x altura (cm)-5x edad (años)+5

El resultado será una aproximación del gasto calórico diario necesario para cumplir las funciones del organismo. Cabe destacar que diversos factores pueden representar variables no contempladas en esta fórmula, que corresponde a un organismo promedio.

Ya lo sabes, mantener un proceso metabólico activo puede ayudarte a conservar un peso adecuado mucho más que una dieta estricta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *