YO NO TOMO AZÚCAR (O ESO ES LO QUE SE CREE)

Glucosa, Maltosa, Fructosa, Sacarosa, fécula, sirope, miel, caramelo,… son solo algunos de los sinónimos que se utilizan en la industria alimentaria, concretamente en el etiquetado nutricional, para dar nombre al tan común azúcar.

Sí sí, lees bien y puedes empezar a imaginar la cantidad de productos que ingieres diariamente en los que aparezca cualquiera de los anteriores nombres. Si no los imaginas puedo ponerte algún ejemplo: un desayuno típico de un niño de 10 años antes de irse al colegio me parece ideal para que así empieces a tomar conciencia de ello (suponiendo que el niño se siente en la mesa para desayunar, y es mucho suponer, ya que muchos empiezan el día sin nada en el estómago o comiendo de camino a la escuela):

  • 1 tazón de leche con 2 cucharadas de cacao en polvo
  • 3 o 4 cucharadas de cereales de desayuno de chocolate
  • 1 vaso de zumo de naranja envasado

Exceptuando la leche, este niño estará ingiriendo azúcar en forma de alimentos. ¿Porque no sustituir todos esos productos por una tostada de pan integral con aceite y tomate natural y una pieza de fruta de temporada (o zumo recién exprimido en su defecto)? Seguro que cuando este niño se convierta en un hombre te lo agradecerá.

Ahora abordamos todo el mundo de lo “light”, lo bajo en grasa, lo de “dieta” y lo “saludable” y para ello vamos a poner un ejemplo que seguro te será fácil de identificar y entender: el yogur. Vas al supermercado y encuentras muchísimas marcas para elegir con aun más variedad de sabores, tropezones y texturas. ¿Pero qué hay detrás del desnatado? ¿Seguro que la mejor opción es el 0%?

 

Nutrientes/tipo de yogur

Yogur natural entero

(por unidad de 125 g)

Yogur natural desnatado

(por unidad de 125 g)

Yogur desnatado con fruta

(por unidad de 125 g)

Energía (Kcal) 73 Kcal 48 Kcal 100 Kcal
Hidratos de carbono (g)

de los cuales azúcares (g)

5 g

5 g

7 g

7 g

23 g

23 g

Proteínas (g) 4 g 5,3 g 5,5 g
Grasas (g) 3,7 g 0,1 g

0,25 g

Pues bien, tal y como puedes ver lo desnatado contiene más azúcar que el que no lo es. Probablemente si hubiéramos puesto cualquiera de estos yogures de marca blanca encima de una mesa a elección de cualquier consumidor la primera elección hubiera sido el natural desnatado o el desnatado con fruta (incluso algunos hubieran pensado que así se obligan a comer algo de fruta). Hubiera sido un error. La elección simplemente hubiera estado basada en la cantidad de grasa o en su defecto en la de calorías. Esto nos da pie a hablar del etiquetado nutricional, muchas veces difícil de leer.

¿Cuáles son las reglas esenciales para entender el etiquetado nutricional? No solo debemos fijarnos en las calorías totales o en la grasa, podemos (y debemos) ir más allá:

  1. El primer paso es localizar el listado de ingredientes, el cual debe estar siempre presente, y éstos aparecerán ordenados de mayor a menos presencia en el alimento. Por tanto, si el azúcar o cualquiera de sus sinónimos está el primero deberías saber que no estas delante de un alimento saludable.
  2. Una vez revisado este listado pasamos a la tabla de composición nutricional. Normalmente acostumbra a estar detallada por 100 g y por unidad de consumo del producto. Mi consejo es que os fijéis siempre por unidad de consumo, así podrás comparar más fácilmente dos productos iguales.
    1. En la tabla nutricional lo más importante es fijarse en la cantidad de azúcar, detallados de la misma forma que la tabla nutricional presente en este post.
    2. Una vez visto el azúcar, podemos pasar a las grasas y fijarnos en la cantidad de grasas saturadas.
    3. Y por último, aunque parezca sorprendente, en las calorías que tiene el alimento en cuestión.

El azúcar está, por desgracia, presente en muchos alimentos de uso cotidiano. Por ello, no sólo debemos evitar el que nosotros mismo añadimos para endulzar o el que es obvio en los alimentos: bollería, bebidas con gas, galletas, cereales,… sino que con las pautas de este post debe ser más fácil mirar el etiquetado e identificarlo.

About the author

Dietista-nutricionista en Duet Sports Cotxeres Borbó. "Nuestra alimentación debería ser la mejor medicina"

Unirse a la discusión

Comments

  • Andrea Marzabal 01/06/2017 at 15:26

    Muy buen artículo Sara. Interesante y muy importante de tener en cuenta.

    Reply