Que no te asusten las grasas

Normalmente cuando escuchamos hablar sobre las grasas nos asustamos, pensamos: “uy, esto engorda mucho”. Pero, realmente, ¿qué son las grasas?

Las grasas forman parte de nuestra dieta, pero nos encontramos unos tipos que son más saludables que otros. Saber cuales son, y como afectan a nuestro organismo nos ayudará a prevenir enfermedades cardiovasculares, cerebrovasculares y otras patologías.

Qué son?

Son un tipo de nutrientes que se obtienen de la alimentación, y no por no engordar los hemos de eliminar. Hemos de saber escoger cuales son las grasas más saludables y cuales tienen un efecto más perjudicial en cierto grado para nuestro organismo.

Nuestra principal fuente de energía son los hidratos de carbono, pero seguidamente encontramos las grasas. Una vez se agota la energía que proviene de los hidratos de carbono, nuestro cuerpo utiliza la de las grasas con tal de que el cuerpo tenga un funcionamiento idóneo.

Además encontramos que nuestro cuerpo, utiliza las grasas que provienen de los alimentos con tal de mantener la piel y el pelo saludable, ayuda a absorber vitaminas A,D,E y K, llamadas vitaminas liposolubles.

La grasa contiene dos tipos de ácidos: el ácido linoleico y el ácido linolénico, que se llaman ácidos esenciales, ya que el cuerpo no los puede producir por si solo. Por tanto, es importante que el cuerpo reciba grasas saludables con tal de poder adquirir estos ácidos esenciales y tener un buen funcionamiento.

TIPOS

Ácido Graso saturado

Normalmente este tipo de grasa saturada la encontramos en los animales, aunque algunas plantas lo contienen, por ejemplo el coco y la palma y por tanto los aceites hechos a partir de ellas también contienen.

Como decíamos, son ácidos presentes en las grasas animales (Carne, embutido…) y la leche y productos lácteos (yogures, quesos, mantequilla, nata…) aunque normalmente podemos encontrar la versión desnatada que lo que se hace es sacar una parte de grasa, pero que el resto de grasa presente continua siendo saturada. La mayoría de productos alimenticios industriales que encontramos en el mercado, tiene un alto contenido en grasas saturadas, ya que éstos son los más económicos que los no saturados y que junto con el dulce, tienden a atraer o gustar naturalmente y más si está asociado al dulce. Las grasas formadas a partir de ácidos saturados son los responsables de la aparición del colesterol LDL (malo) y de enfermedades coronarias.

Ácido Graso Insaturado

Este tipo de grasa a diferencia del saturado no se encuentra en ninguna especie animal (terrestre), ya que en los pescados sí que podemos encontrar, y en los vegetales exceptuando el coco y la palma.

Se consideran grasas más saludables que las grasas saturadas y éstos son beneficiosos para el corazón y para el colesterol (bueno) HDL.

 

Encontramos de diferentes tipos:

  • Gasas monoinsaturadas: aceite de oliva o el cacahuete.
  • Grasas Poliinsaturados: aceite de pescado, de soja, de girasol, de avellana.
  • Grasas omega-3: pescado azul, nueces. También están el omega-6 y el omega-9.
  • Grasas Trans.: Estos son producidos por grasas insaturadas vegetales pero han estado modificadas. Por tanto, pasan a ser ácidos grasos saturados: Margarina de origen animal, galletas, pastelería industrial, platos preparados, congelados o refrigerados, pan de molde, platos preparados rebozados, pan o pastas.

Por tanto, no todas las grasas son perjudiciales, si no que existen saludables y que tienen beneficios para la salud. Tenemos que saber elegir lo más idóneo y no restringirlos.

¡Entrena tu energía!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *