¿Tu cuerpo necesitaría un masaje?

En el post de hoy te vamos a dar las claves para que valores si te sería beneficioso un buen masaje.

El cuerpo siempre está buscando un estado de equilibrio, en el cual todos sus sistemas funcionan adecuadamente. Todas sus células necesitan un buen aporte de los nutrientes contenidos en la sangre, que les permitirán crecer y repararse adecuadamente. Las células  además necesitan eliminar materiales de desecho, resultantes de los procesos naturales del cuerpo, o los que se producen en cualquier daño de tejidos corporales e inflamaciones.

Factores como el ejercicio físico intenso o las lesiones musculoesqueléticas producen muchas sustancias de desecho que suelen acumularse en forma de inflamaciones o edemas, los cuales a su vez dificultan y enlentecen la curación y/o la vuelta al equilibrio natural del cuerpo.

Otros factores como el estrés, las malas posturas y la inactividad o sedentarismo provocan contracturas y tensiones musculares que pueden prolongarse en el tiempo debido a la disminución de entrada y salida de sangre en el músculo provocada por la misma contractura.

Las técnicas de frotación del masaje tiene un efecto de bombeo que estimula la circulación de la sangre  incrementando así tanto el aporte como la eliminación de sustancias a nivel celular. Además de beneficiar localmente a los tejidos corporales, la estimulación de la circulación general puede mejorar la salud y recuperación de la mayoría de los otros sistemas corporales.

LOS BENEFICIOS DEL MASAJE

Favorece el flujo sanguíneo desde las extremidades al corazón, incrementando así el aporte de sangre rica en oxigeno y nutrientes lo cual mejorará la función de los órganos y músculos.

Favorece la relajación y alargamiento de los músculos disminuyendo así su rigidez y tensión lo cual facilitará en gran medida la eliminación de toxinas.

– Aporta gran beneficio al deporte y la actividad física intensa pues estas provocan una alta acumulación de sustancias de desecho además de posibles micro roturas que disminuyen el rendimiento y favorecen la aparición de lesiones. La estimulación de la circulación sanguínea producida por el masaje acelerará la recuperación entre entrenamientos además de prevenir lesiones por sobre uso y sobre entrenamiento.

– El masaje ayuda al sistema linfático el cual es coadyuvante en la lucha contra la infección y el desarrollo inmunitario. Situaciones como las lesiones musculares, el ejercicio físico o la mala circulación aumentan la acumulación de linfa y productos de desecho.

Estimula el sistema nervioso parasimpático que reduce el ritmo cardiaco y respiratorio, disminuye la presión sanguínea, estimula el sistema digestivo e inmunitario y  disminuye la tensión muscular provocando el estado de relajación y bienestar experimentado comúnmente después del tratamiento.

¿Qué os parece? ¿Os merecéis un masaje para ayudar a vuestro organismo a sentirse mejor? Si es así… no dudéis en preguntar en la recepción de vuestro centro Duet Sports.

¡Respira Salud!

About the author

Entrena Tu Energía es el blog del Grupo Duet, de los centros Duet Sports y Duet Fit

Unirse a la discusión

Comments

  • ¿Tu cuerpo necesitaría un masaje? 12/06/2012 at 22:24

    […] Duet Sports Blog […]

    Reply