Masajes pre y post competición

El masaje deportivo es un gran complemento para el entrenamiento pues te ayuda a prevenir o tratar las posibles lesiones o sobrecargas producidas por un periodo de ejercicio intenso o competición.

Además de su potencial preventivo el masaje también puede ayudarte a afrontar mejor la prueba deportiva o incluso a mejorar tu rendimiento.

A continuación te explicamos las diferencias entre el masaje realizado previa y posteriormente a una competición:

Masaje Pre-Competición

Es importante tener en cuenta las particularidades del deporte pues es posible que en algunos casos sea necesario que tengas activadas ciertas zonas del cuerpo y relajadas otras, como por ejemplo en al atletismo o running, las piernas deben estar preparadas para reaccionar y rendir rápidamente pero tu espalda y brazos deben permanecer descansados evitando así tensiones innecesarias que puedan disminuir tu rendimiento.

Pre-Competición, ¿cómo y cuándo?

Como norma general 2 días antes de la competición es recomendable realizar el último masaje profundo y relajante para no influir negativamente, pues unos músculos demasiado relajados no rendirán adecuadamente.

Cuanto más cerca se esté de la competición más superficial y estimulantes son las técnicas de masaje aplicadas, lo ideal es que una hora antes y precediendo a un buen calentamiento específico del deporte se realice un masaje estimulante para calentar la musculatura y preparar la mente para afrontar el esfuerzo.

Masaje Post-Competición

Este tipo de masaje se puede realizar pasados unos minutos y habiendo realizado una vuelta a la calma progresiva (que muchas veces no se hace por cansancio o agotamiento).

Es muy importante remover las sustancias de desecho producidas por el sobreesfuerzo además de estirar y relajar las zonas más solicitadas durante la competición, para esto el masaje ayuda a la circulación sanguínea lo cual acelera la capacidad del cuerpo para recuperarse y regenerarse apropiadamente.

Durante un esfuerzo prolongado e intenso también se producen pequeños daños o micro roturas en los tejidos corporales que pueden ser tratados con frío local y masaje suave para ayudar a drenar las sustancias inflamatorias.

Al final del masaje se realizarán unos estiramientos suaves para disminuir el tono muscular y relajar las tensiones acumuladas.

Una buena recuperación es la mejor garantía para que sigas disfrutando de tu deporte en forma y sin lesiones. ¡Cuéntanos cómo lo haces tú!

¡Respira Salud!

About the author

Entrena Tu Energía es el blog del Grupo Duet, de los centros Duet Sports y Duet Fit

Unirse a la discusión