Los mejores consejos para prevenir el acné

El acné es un problema que angustia a muchas personas y sobre todo a los jóvenes, aunque no exclusivamente a ellos. En ciertas edades el acné puede ser casi inevitable, pero existen algunas medidas que ayudan a minimizar su aparición.

El acné es un proceso natural

El acné en la pubertad y la juventud se produce a raíz del estímulo de hormonas que se vuelven muy activas en este período de la vida. Hay quienes presentan una mayor cantidad de acné, lo cual es en parte causado por una predisposición genética. En definitiva, si estás en esta franja de edad no debes preocuparte demasiado por el acné, ya que se trata de un fenómeno totalmente normal.

Ante todo, prevención

Como puedes deducir de lo mencionado anteriormente, no hay nada específico que pueda prevenir el acné. Además, su aparición no es consecuencia directa de suciedades en la piel como suelen afirmar algunas personas. Más allá de ello, hay ciertas precauciones que reducen la incidencia del acné y la severidad de sus erupciones.

  • Lava tu piel: La higiene regular de tu piel ayudará a reducir el exceso de crasitud en tu cutis y las células muertas que pueden bloquear los poros propiciando erupciones. El lavado debe ser normal y nunca excesivo, pues de ser así estarías eliminando la protección natural de tu dermis.
  • Usa crema hidratante: Opcionalmente puedes utilizar alguna crema hidratante indicada para tu tipo de piel. Para quienes la tienen seca se aconseja el uso de hidratantes de crema y si es grasa será mejor usar gel.
  • Elimina la sudoración: Luego de una actividad intensa que te haga transpirar procura higienizarte lo antes posible para evitar que el sudor bloquee los poros de tu piel, propiciando la aparición o agravamiento del acné.
  • Si utilizas cosméticos: Asegúrate de que sean no acnogénicos, es decir, que no obstruyan los poros. Por otra parte, no te vayas a dormir nunca sin quitarte el maquillaje. Si el acné se extiende por zonas en las cuales llevas alguna prenda, asegúrate de que esta no sea demasiado ajustada, ya que puede empeorarlo o causar irritaciones.
  • En cuanto al cabello: Si tienes cabello graso, el aceite de tu cuero cabelludo puede desplazarse a la piel de tu cara favoreciendo la aparición de acné. Existen productos para el pelo que reducen su crasitud. Por otra parte, ten precaución al utilizar geles o lacas para el pelo que pueden contener aceites. Aplícalos lo más lejos posible de la piel de tu rostro.
  • Cuídate del sol: Una exposición excesiva a los rayos solares puede agravar el acné, además de causar otros daños bastante más serios en la piel. Durante el verano utiliza protectores solares.
  • Sigue una dieta saludable: La comida influye en la salud de todo el organismo, y por supuesto en la piel. Una alimentación balanceada que incluya los nutrientes necesarios favorecerá una piel mucho más saludable y hará que el acné se manifieste con menos intensidad. Por lo general es siempre recomendable una dieta baja en grasas y azúcares y rica en frutas, verduras y proteínas magras.
  • Haz ejercicio: La actividad física regular también hace su parte para prevenir el acné. Entre otros beneficios, ayuda a minimizar los efectos del estrés, que es una de las causas del empeoramiento de este trastorno.

Gran variedad de productos

Aunque sigas todos los consejos anteriores, es posible que no puedas evitar la aparición de este problema. Si tienes un acné muy intenso y difícil de eliminar o reducir puedes recurrir a una variedad de productos existentes en el mercado para combatirlo. De todas formas, siempre será preferible una consulta previa con el dermatólogo.

¡Cuídate!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *