Los errores más comunes cuando se intenta perder peso

Los procesos de adelgazamiento son un mundo, y en muchas ocasiones terminan con la frustración de no conseguir las metas. Ahórrate el disgusto de no obtener los resultados que esperas, evitando algunas equivocaciones que resultan bastante frecuentes.

La actitud

En primer lugar, debemos hablar del enfoque que planeamos otorgarle a nuestro propósito de adelgazar. En este sentido, es muy frecuente que busquemos resultados rápidos, con plazos determinados en función de momentos, como una boda o la llegada del verano. Esta actitud únicamente es conveniente para quienes venden todo tipo de fórmulas mágicas para perder peso.

Llegar al peso adecuado y mantenerlo es un objetivo a largo plazo, que depende de nuestra voluntad y de diversos factores. Con una actitud impaciente se logra, en el mejor de los casos, perder algo de peso y recuperarlo luego muy rápidamente.

Ejercicio

No importa lo que digan algunas campañas publicitarias; no es posible perder peso siendo sedentario, a menos que se padezca cierto tipo de enfermedades. Tener un peso adecuado está estrechamente ligado con la actividad física, sencillamente porque nuestro cuerpo está diseñado principalmente para ella. Definitivamente no hay té, ni píldora ni dispositivo eléctrico que queme la grasa como el ejercicio.

La comida

Si no contamos con la información adecuada tendemos a pensar que el saltearse comidas o pasar hambre nos ayudará a adelgazar más rápidamente. El concepto es totalmente erróneo, ya que el hambre y la mala alimentación provocan un deterioro muscular y la preservación o incluso aumento de la materia grasa en el cuerpo. Cuando finalmente se comienza a adelgazar por hambre, el organismo ya ha sufrido daños muchas veces irreversibles.

En líneas generales, una alimentación saludable y balanceada en conjunción con una vida activa será el mejor camino para normalizar el peso. De todas maneras, lo mejor es dejarse guiar por profesionales en estas materias para obtener los resultados que se buscan.

Las bebidas

Muchas personas no toman en cuenta la incidencia de los líquidos en su dieta. Para perder peso es indispensable evitar las bebidas con azúcar y consumir alcohol con suma moderación, ya que en ambos casos el aporte calórico es significativo. En cambio, se puede beber toda el agua que se desee y necesite.

El descanso

Dormir poco y mal tiene consecuencias muy negativas, entre ellas contribuye a la acumulación de tejido adiposo. Los procesos metabólicos que se dan durante el sueño son de vital importancia para la salud y contribuyen a mantener un peso adecuado. Por otra parte, se ha comprobado que el estrés excesivo contribuye a ganar peso.

Las comparaciones

Sabio es el dicho que habla de lo odiosas que son las comparaciones, y en este ámbito esta máxima se aplica perfectamente. No importa si alguien que conocemos adelgaza con más facilidad u obtiene mejores resultados, pues cada organismo es diferente. Los logros que podamos obtener en nuestros intentos por perder peso están supeditados a muchos factores de índole personal. Existe un peso adecuado diferente para cada persona y unas características físicas que debemos asumir y aceptar más allá de consideraciones superfluas.

Ya lo sabes; a la hora de perder peso no hay fórmula mágica que valga. Más vale contar con buenas dosis de esfuerzo, paciencia e inteligencia.

About the author

Entrena Tu Energía es el blog del Grupo Duet, de los centros Duet Sports y Duet Fit

Unirse a la discusión