La recuperación muscular tras el entrenamiento

Después del ejercicio físico tu cuerpo necesita algo de tiempo y determinadas condiciones para volver a la actividad. En el caso concreto de los músculos, el organismo se encarga en este período de reparar tejidos y restituir ciertas condiciones químicas y fisiológicas. Te brindamos algunos consejos para que tus músculos se recuperen mejor tras un entrenamiento.

Cómo reducir la posibilidad de dolores y calambres

Entrenadores y especialistas aconsejan que el deportista no interrumpa su actividad física de forma abrupta, sino más bien que la vaya reduciendo gradualmente con ejercicios de menor intensidad, no relacionados directamente con su deporte específico. Esto ayudará a minimizar o suprimir los procesos químicos causantes del dolor muscular y a disminuir cualquier impacto en las fibras. Tal actividad, denominada ejercicio de enfriamiento, deberías realizarla durante diez o veinte minutos luego de tu entrenamiento.

Posteriormente, necesitarás hacer estiramientos en los principales grupos musculares, lo cual reducirá las posibilidades de que sufras calambres y lesiones.

La alimentación

Otro factor importante para tu recuperación muscular será la rápida reposición de reservas minerales y nutrientes. Lo ideal es que no pase demasiado tiempo hasta que comiences a consumir alimentos, preferentemente ricos en carbohidratos. Si no deseas o no puedes comer tras tu entrenamiento, puedes recurrir a soluciones líquidas destinadas a deportistas, que incluyen carbohidratos, sodio y potasio. Las cantidades de los alimentos dependerán de la intensidad del ejercicio y la talla del deportista.

También se aconseja ingerir pequeñas porciones de proteínas, que según recientes investigaciones pueden contribuir a construir y reparar tejidos dañados durante un ejercicio intenso.

Por supuesto, y como ya es regla, el agua debe estar presente antes, durante y después del ejercicio.

El descanso

El sueño es una parte fundamental de tu recuperación física integral y por supuesto también de la de tus músculos. Se recomienda dormir entre siete y ocho horas para un óptimo restablecimiento del organismo. Durmiendo adecuadamente podrás mantener tu rendimiento en el próximo entrenamiento o competición.

Estas son reglas básicas y generales para la recuperación muscular, pero la intensidad del ejercicio realizado introducirá variables en su aplicación. Por ejemplo, muchos atletas profesionales suelen añadir a estas medidas técnicas de relajación, masajes y otras prácticas para lograr una recuperación acorde con las exigencias de su deporte. Un buen consejo es que te asesores con tu entrenador para ajustar los detalles de tu recuperación en relación a la actividad deportiva que realizas.

¡Respira salud!

About the author

Entrena Tu Energía es el blog del Grupo Duet, de los centros Duet Sports y Duet Fit

Unirse a la discusión

Comments

  • NutriResponse 28/04/2014 at 12:51

    Buen artículo! La alimentación post entreno o competición es fundamental para una buena recuperación.

    Reply
    • duetsports 28/04/2014 at 14:05

      Muchas gracias por tu comentario!

      Reply