La lacra del dopaje en el deporte

En el presenta artículo analizamos esta problemática, que pone en riesgo el prestigio de las diversas disciplinas deportivas, además de la salud de los deportistas. También hablamos sobre los últimos avances para combatir al dopaje.

El dopaje es un factor que enturbia el maravilloso mundo del deporte. Todos hemos vivido la decepción que conlleva enterarse de que un atleta que en su momento despertó nuestra admiración, ha recurrido a sustancias no permitidas para mejorar su desempeño. Afortunadamente, con las nuevas tecnologías existentes, la detección de estas irregularidades es cada vez más eficaz.

Criterios de control

La Agencia Mundial Antidopaje ha sido la encargada de crear un código que determina con precisión cuáles son los procedimientos que se consideran fuera de la ética deportiva en este aspecto. Dicho código ha sido renovado por última vez en el presente año.

Allí se establece como dopaje la presencia de sustancias prohibidas en el organismo del deportista, e incluso el intento de utilización de las mismas. Además, se determina como infracción el hecho de negarse a proporcionar muestras o eludir controles.

El documento prohíbe además expresamente la compraventa o intento de compraventa de sustancias no permitidas y también todo tipo de suministro de las mismas.

Tal y como ocurre en la justicia ordinaria, si se comprueba cualquiera de estas infracciones por parte de un atleta, igualmente tendrá derecho a un proceso en el cual podrá demostrar su inocencia y en última instancia apelar el fallo resultante.

Las sustancias

Hay un gran número de sustancias a las que los infractores recurren para mejorar su rendimiento físico. Todo dependerá del tipo de deporte y el resultado buscado. A manera de ejemplo, en las actividades que implican el uso de la fuerza y la potencia se suelen utilizar esteroides y en aquellas que implican resistencia se utilizan sustancias que producen cambios a nivel sanguíneo. También se emplean los estimulantes con efectos psicofísicos.

Hay sustancias que son difíciles de detectar cuando forman parte de las que produce el cuerpo de manera natural. Entre ellas se encuentran la hormona somatotropa, la nandrolona y la eritropoyetina. No obstante, los procedimientos para descubrirlas se están perfeccionando permanentemente.

Avances

Además de los adelantos médicos y tecnológicos, las instituciones deportivas intentan mejorar sus protocolos para tener un mayor control sobre este problema. Tal es el caso del polémico Pasaporte Biológico del Atleta, aprobado por la UEFA. Se trata de un procedimiento que puede detectar dopajes aún esporádicos a través de cambios biológicos en el organismo de un futbolista, aunque se ha encontrado con reticencias de algunos sectores que aseguran que no es tan eficiente.

En materia tecnológica, se ha introducido en años recientes el uso de generadores de imagen biomolecular que permiten obtener información sumamente detallada incluso sobre sustancias que eran muy difíciles de detectar en el pasado.

Si bien se cuenta con todas estas nuevas herramientas, el desafío continuará en el futuro, porque desafortunadamente las técnicas de dopaje también se nutren de los avances científicos. En el horizonte cercano se avizoran el dopaje por estimulación cerebral o el dopaje por alteración genética, que exigirán el uso de nuevas estrategias defensivas por parte de los distintos organismos.

La lucha, por tanto, deberá continuar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *