Elongación o rotura muscular de los isquiotibiales

En el post de hoy vamos a profundizar un poquito en la musculatura de los isquiotibiales, unos músculos que, a veces, nos dan muchos problemas.

La función de la musculatura posterior del muslo o isquiotibial es contrarrestar la potente acción del cuádriceps situado en la parte frontal, soportando grandes tensiones sobre todo durante el ejercicio físico.

Cuando nos lesionemos esta musculatura notaremos un tirón o incluso un chasquido sonoro seguido de una sensación de quemazón en la parte posterior de muslo. Además comenzará a inflamarse la zona y aparecerá un morado en los días siguientes, siendo este último el signo más claro de esta lesión.

La mayoría de lesiones en los isquiotibiales sucenden por ejemplo al saltar, hacer un regate o un sprint. Hay factores que predisponen a sufrirla tales como un calentamiento deficiente, un ambiente frío, una mala alimentación o hidratación y la fatiga por sobre entrenamiento.

A lo largo del día predisponemos a estos músculos a sufrir lesiones debido a las largas jornadas que pasamos sentados (en la oficina, coche, sofá…). Están mucho tiempo en una posición acortada provocándoles una pérdida de elasticidad que aumentará el riesgo de roturas.

Dependiendo de la gravedad de la lesión el tratamiento será el siguiente:

  • Los primeros días es importante el reposo de la zona, así como la aplicación de hielo y un vendaje compresivo para limitar la inflamación.
  • Una vez pasada la inflamación y dolor más intensos alrededor de 5-7 días, es importante comenzar con la fisioterapia suave: con un masaje de drenaje, estiramientos asistidos, activación muscular progresiva y la electro estimulación de vascularización.

La vuelta a la actividad física la marcará la ausencia de dolor al estirar pasivamente el músculo, lo cual suele suceder alrededor del 20 días después de la lesión, siempre dependiendo de la gravedad inicial.

La mejor estrategia contra esta lesión es la prevención, por lo tanto es muy importante realizar un calentamiento general con actividades aeróbicas y después un calentamiento específico para el deporte o actividad física que realizaremos.

Los estiramientos también nos serán de gran ayuda. Recordad que al principio de la actividad deben ser breves y activos y al final prolongados y pasivos.

¡Respira Salud!

One thought on “Elongación o rotura muscular de los isquiotibiales”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *