¿Eliminar los hidratos de carbono? ¡NO!

Una de las principales acciones que vemos en las personas que quieren bajar de peso, es eliminar los hidratos de carbono, y este hecho hace que el objetivo sea más difícil de lograr.

Existe la creencia que los hidratos de carbono engordan y por eso la tendencia en eliminarlos de la dieta cuando existe cierto objetivo, es más evidente. Pero lo que se debe de hacer no es eliminarlos si no reducir cierta ingesta.

Existen dos tipos de hidratos de carbono, los simples y los complejos. Los hidratos de carbono simples, es decir los azúcares, si que se pueden eliminar de nuestra dieta diaria o bien reducir la ingesta . En cambio, los hidratos de carbono complejos, como los cereales integrales, pasta integral, legumbres, tubérculos.. deben formar parte de la dieta y reduciendolos siempre y cuando se cumplan los parámetros necesarios para que nuestro metabolismo funcione de manera correcta.

El hecho de reducir por completo los hidratos de carbono, hace que nuestro cuerpo se someta a un proceso nombrado cetosis que no es un estado normal que debemos exponer nuestro cuerpo durante mucho tiempo.

Además reduciendo alimentos o en este caso restringirlos implica tener más ganas de consumirlos. En este caso, los hidratos de carbono producen una hormona llamada serotonina que actúa en los estados de ánimo y sobretodo en la digestión.

Por lo tanto si queremos adelgazar siempre desde el punto de vista de la salud, siguiendo los parámetros saludables, debemos reducir los hidratos de carbono pero no eliminarlos.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *