Duerme para que tu cerebro trabaje óptimamente

El sueño es un proceso muy importante para el correcto funcionamiento del cuerpo humano y el cerebro es uno de los órganos que más lo necesita. A continuación hablamos de la importancia de un buen dormir para esta parte tan fundamental de nuestro organismo.

Números concretos

Existen matices de opinión entre los especialistas sobre la cantidad de sueño que necesitamos, aunque una buena parte de ellos recomienda dormir cada noche un mínimo de siete horas y media. En el caso de los deportistas, se aconsejan ocho.

¿Por qué es tan importante?

Paradójicamente, durante el sueño el cerebro no duerme, sino que está muy activo. Las neuronas siguen trabajando mientras la mente hace una desconexión temporal del mundo que la rodea. Durante este proceso se produce una organización de recuerdos e información de vital importancia para el adecuado funcionamiento del órgano. En el período de sueño también se consolidan procesos de aprendizaje y memoria fundamentales para la actividad intelectual.

Por otra parte, las células del cerebro conocidas como ‘gliales’ realizan una labor de ‘limpieza’ de material innecesario y reparación del sistema nervioso, entre otras funciones que cumplen como soporte esencial del tejido cerebral.

Eliminación de toxinas

Una investigación realizada por científicos de la Universidad de Rochester (Nueva York) indica que mientras estamos en vigilia se generan en el cerebro ciertas sustancias tóxicas que luego son eliminadas durante el sueño. Se presume que esta acumulación de sustancias nocivas podría tener relación con el desarrollo de la enfermedad de Alzheimer.

Aspectos psicológicos

Diversos investigadores en áreas de la psicología indican que durante el sueño también se producen procesos psicológicos muy necesarios. Al parecer, el sueño es como una terapia natural que combate el estrés y nos ayuda a sobrellevar aspectos emocionales.

En cuanto a los sueños que nos provocan temor, el neurocientífico Antti Revonsuo de la Universidad de Skövde (Suecia) sostiene que son como una preparación de la mente para afrontar situaciones extremas o amenazas reales. Por su parte, otros investigadores sostienen que el sueño también juega un papel importante en los procesos creativos o en la capacidad de encarar cambios en la vida.

No dormir puede ser peligroso

Un reciente estudio publicado en la revista “Neurociencia” afirma que cualquier episodio de falta de sueño provoca algún daño cerebral y el período de descanso que se pierde jamás se vuelve a recuperar. Si esta situación es prolongada en el tiempo, el daño puede ser permanente y verse reflejado en una pérdida significativa de neuronas.

La investigación en la materia está en pleno desarrollo y aún queda mucho más por saber, pero si algo es seguro es que el dormir es una de las funciones más vitales de nuestro organismo.

¿Y tu, como descansas? ¡Explícanoslo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *