Di NO al sedentarismo y gana en salud

DÍ NO AL SEDENTARISMO Y GANA EN SALUD

¿Te has parado a pensar cómo afecta la hiperconectividad en la que vives a tu salud? ¿Sabías que el Universitario promedio se desplaza en Barcelona alrededor de 27,4 kilómetros diarios y tan solo 2 los hace caminando?

No es ningún noticia que el estilo de vida en las ciudades modernas está marcado por la alta conexión tecnológica y todo tipo de medios de transporte desde escaleras mecánicas, ascensores, hasta automóviles, metro, tranvía, tren, avión, y en un futuro próximo el hyperloop.

La proximidad de todos aquellos servicios que satisfacen nuestras necesidades básicas y principalmente la alimentación provocan que caigamos fácilmente en el sedentarismo que acaba convirtiéndose en un estilo de vida que deja mucho que desear.

Pero en sí toda esta sofisticación no es ningún mal, de hecho todo este confort se desarrolla para crear un mundo mejor y más accesible para todos. Y de ningún modo estamos diciendo que cojamos la lanza y salgamos a cazar, más bien que encontremos un equilibrio y tomemos consciencia para añadir vida a nuestros años y años a nuestras vidas.

De no ser así el sedentarismo favorece la aparición de enfermedades como la obesidad, enfermedades cardiovasculares, estrés crónico, el sobrepeso, y otras conductas autodestructivas con consecuencias gravísimas para la salud.

Existen dos perfiles con un mayor índice de vulnerabilidad:

  • En primer lugar los niños de aquellas familias que ya son sedentarias y que sus rutinas y hábitos diarios y semanales no incluyen ningún tipo de evento dónde la educación en la actividad física sea la protagonista.Aquellos hábito que se afianzan en los primeros años de vida marcaran la diferencia en edades adultas. Es decir, un niño habituado a participar en eventos deportivos, pertenecer a un equipo ya se de natación, hockey, o baloncesto, o hacer salidas al medio natural de forma habitual será propenso  a seguir haciéndolo de adulto sin que ello suponga un sacrificio que requiera una alta dosis de fuerza de voluntad. Sencillamente lo tiene integrado en su autoconcepto. ¡El o ella es una persona activa!
  • En segundo lugar en los círculos donde las personas se dedican más a actividades de carácter intelectual, aumentando la probabilidad de que se presente el riesgo a padecer una de las enfermedades vinculadas al sedentarismo. No requiere la misma actividad física ser informático que cocinero.

¿ Cómo sé si soy sedentario y qué hago para dejar de serlo?

Los principales signos de una vida sedentaria podrán ser identificados si prestas atención a:

– Las actividades cotidianas suponen un esfuerzo excesivo.
– Otros se cansan menos que yo en actividades cotidianas como: hacer la compra, subir escaleras…
– Noto que me levanto con poca energía.
– No hago ejercicio de forma habitual.
– Siento que no descanso y tampoco disfruto del descanso.
– Paso la mayor parte del día sentado/a.
– Al subir escaleras me cuesta recuperar el aliento de nuevo.

¿Ya lo tienes claro? ¿Quieres pasar a la acción?

Te proponemos desde @entrenatuenergía una solución a este mal endémico

Por ese motivo, cómo expertos, insistimos en la necesidad de incorporar la actividad física a la rutina diaria.
Existen disciplinas sin impacto cómo el Yoga, Pilates, Hipopresivos, Tai chi, Qigong o Aqua gym muy recomendables para la prevención y el relax.

Otras son más enérgicas y exigentes a nivel cardiovascular como Cycling, Body Combat o Zumba.

Y para aquellos que quieren un extra de entrenamiento duro no se pierden las sesiones de Radikal, DST o Duet Camp.

Por otro lado, si prefieres practicar la actividad física de forma individual siempre puedes salir a caminar o correr, montar en bici ya sea en ciudad o en montaña, practicar senderismo, natación o escalada.

Otros pequeños gestos cotidianos cómo subir por las escaleras, si es que todavía no lo haces, e ir al trabajo en bici o andando, son cruciales para alejarse del sedentarismo.
Queremos que sepas que a cualquier edad el cuerpo responde favorablemente a la práctica de ejercicio porque estamos preparados biológicamente para ello.

Ya habrás oido que la práctica de ejercicio físico tiene grandes beneficios para nuestra mente. Puedes descubrir más sobre el tema aquí:

Practica deporte y goza de buena salud mental

La actividad física es una pieza esencial para prolongar nuestra autonomía como individuos. Es decir, retrasar lo máximo posible ese día en el que no nos podamos valer por nosotros mismos, retrasar la dependencia.
Podemos despedirnos dando por hecho que no importa el nivel en el que te encuentres porque esto no es ninguna competición.

En último término si hay alguien con quien competir ese eres tú mismo y con el único fin de sentirte mejor que ayer y no tan bien como te sentirás mañana.

Si te ha gustado este post no olvides dejar tu comentario y compartirlo con esas personas que más lo necesitan. Puedes seguirnos también en Instagram @entrenatuenergia.
Te esperamos en duetsports.com o duetfit.es.

¡Entrena tu energía!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *