¿DE OPERACIÓN BIKINI? ¡NO PIERDAS EL TIEMPO NI LA SALUD!

En el artículo de hoy vamos a analizar a fondo una de las modas pasajeras más generalizadas durante la primavera-verano de cada año: LA OPERACIÓN BIKINI

Y nos preguntamos ¿En qué consiste?

Esta es una muy buena pregunta para empezar, aunque la respuesta debería hacernos reflexionar. Seguramente todos, en algún momento u otro, hemos aplazado el objetivo para el próximo verano, ya que nos damos cuenta de que para este se nos ha echado el tiempo encima.

¡Exacto! La Operación Bikini consiste en concentrar en un par de meses toda la actividad física que no hemos tenido la constancia de practicar y mantener durante todo el año.

Si realmente hemos sido constantes durante la temporada, la Operación Bikini consistirá en dar el último esfuerzo para tener la recompensa durante el verano. Evidentemente, este colectivo lo va a tener mucho más fácil por diversos factores como:

  • Su cuerpo ya está habituado a realizar actividad física
  • Sabe lo que tiene que hacer y cuales son sus limitaciones
  • Ha visto que la constancia tiene su recompensa y eso le motiva a seguir siendo constante

Y ahora, ¿qué hago?

Otra buena pregunta para seguir con el tema. Mi primer consejo es no querer ir más rápido de lo que deberías ir. Eso significa que no hagas ninguna dieta milagro, no existen y las que dicen que lo son, son efectivas a nivel estético pero tremendamente dañinas a corto plazo para nuestra salud.

Teniendo claro este punto… ¡empecemos!

Vamos a dividir nuestra operación bikini en dos bloques fundamentales:

Dieta sana y equilibrada:

Hemos de tener claro que la mejor opción es acudir a un dietista para que nos planifique con exactitud cual es nuestra dieta mas adecuada y evitar, tal y como hemos comentado, las dietas en las que pierdes mucho peso en poco tiempo pero sientes cansancio, dolores de cabeza, etc.

Para marcarte unas pautas, aquí te dejamos unos consejos:

  • Presta atención a lo que comes y a cuanto comes
  • Reduce la densidad calórica de tus comidas ingiriendo alimentos que contengan fibra, agua, frutas, verduras, etc…. y eliminando azúcares, grasas, fritos, bollería industrial, etc.
  • Planifica el menú semanal de manera que estés dando a tu cuerpo todos los nutrientes necesarios

Lo que debemos tener claro es que para conseguir nuestro objetivo es imprescindible ser constantes, no nos puede dar pereza si realmente es lo que queremos. Cuando lo alcanzas ¡vale la pena!

En cuanto a la Actividad física:

Tenemos la idea errónea de que únicamente realizamos actividad física cuando estamos en el gimnasio, pero lo cierto es que podemos encontrar momentos del día en los que también podemos ayudar a nuestro cuerpo a que siga realizando actividad física que, a la larga, nos facilitará el éxito de la operación bikini.

  • Realiza ejercicio aeróbico para aumentar el gasto calórico, pero que sea “de calidad” y orientado a nuestro objetivo. ¡No todo vale!
  • Realiza el trabajo cardiovascular controlando la frecuencia cardíaca para que favorezca la quema de grasas. Para ello , no dudes en consultar a tu técnico de sala
  • Evita usar el ascensor (sube y baja por las escaleras, sal un poco antes de casa y ves andando al trabajo o bien bájate una parada de metro antes, etc… recuerda… ¡todo suma!
  • No abandones las sesiones de tonificación general, tanto en la sala de fitness como en las AADD. ¡Evita la flacidez muscular!

Y sobre todo, si tienes claro tu objetivo ve a por él, no dudes, demuéstrate que TÚ SÍ QUE PUEDES!!

About the author

Entrena Tu Energía es el blog del Grupo Duet, de los centros Duet Sports y Duet Fit

Unirse a la discusión