Cuando se hinchan las piernas

En el post de hoy trataremos la hinchazón de piernas que significa normalmente retención de líquido en las extremidades. Las causas pueden ser muchas: un problema cardíaco, renal o metabólico grave que es lo menos habitual. Un trastorno de la circulación venosa de las extremidades inferiores es mucho más común, especialmente en las mujeres y, con frecuencia, en época de más calor.

Lo que pasa es que las venas de la pierna han sufrido un trastorno en los mecanismos de contención de la sangre que soportan y una pérdida de la impermeabilidad, es decir, de la capacidad de retener el líquido. Como ya sabemos, en la sangre tenemos una parte líquida (el plasma) y otra de sólida (el suero). Pues bien, el plasma puede “salir” por los poros de la vena cuando la presión que soporta es alta y la permeabilidad se ha alterado, por factores sobre todo hormonales.

A. Las válvulas venosas son unos elementos de apoyo que disminuyen la presión de la columna de sangre.
B. Cuando la presión aumenta las válvulas ceden y las piernas se hinchan.
C. Cuando la presión es mayor y la pared pierde la impermeabilidad empieza a salir líquido que hace hincharse las piernas.

Y el resultado son las piernas hinchadas. Además, el líquido puede infiltrarse por los intersticios del tejido adiposo, incrementando el volumen aparente de grasa corporal y contribuyendo a agravar… ¡la odiosa celulitis!

Y visto el problema, ¿qué podemos hacer?

El ejercicio es una solución parcial: por una parte es positivo muscular las piernas, sobre todo la parte de la pantorrilla (gemelos), pero por otro el estar de pie y el impacto no son demasiado favorables para reducir la presión . El agua nos da la mejor solución: la natación reduce la presión de la columna de sangre por la postura horizontal, ayuda a muscular los gemelos por el movimiento de los pies y, además, el agua presiona por fuera como si hiciera un suave masaje que ayuda a eliminar el líquido retenido.

Algunos fármacos tienen algún efecto en devolverle la permeabilidad en las venas, pero en muchos casos este tratamiento resulta difícil de seguir e ineficaz. Es posible prescribir diuréticos en casos especiales, pero estos tratamientos no se pueden prolongar mucho en el tiempo ya que pueden tener otros efectos secundarios indeseables.

Los llamados diuréticos naturales pueden ser aquí una buena solución. Las infusiones como la de cola de caballo, el zumo de verduras como la alcachofa y otras de hoja verde, las aguas de baja mineralización, todo ayuda a reducir el exceso de líquido de las piernas.

También podemos contar con las medidas físicas para mejorar esta situación. Las más agradables y eficaces son las manuales: drenaje linfático y masaje circulatorio son ideales, con o sin productos de acción local para restaurar la resistencia venosa y reabsorber los líquidos. La preso terapia, es igualmente muy eficaz. Consiste en hacer una presión mecánica con unos “pantalones” neumáticos que se hinchan por segmentos de forma progresiva.

Finalmente tenemos las técnicas médicas de infiltración que se aplican en la medicina estética. Estas se orientan sobre todo a la eliminación de los nódulos celulíticos que se forman con las acumulaciones de grasa y líquidos retenidos. Se utilizan productos homeopáticos y naturales.

Si desea más información sobre estos tratamientos dirigirse a los servicios médicos de Duet Sports Màgic Badalona, Duet Sports Cotxeres de Borbó, Duet Sports 25 de Septiembre, Duet Sports Rambla Fondo o Duet Sports Can Zam. O bien llamar al 93 5072722 y preguntar por la doctora Natalia Closas.

¡Respira Salud!

One thought on “Cuando se hinchan las piernas”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *