Consejos para el cuidado de las articulaciones

Hoy hablaremos de un asunto de vital importancia para las personas a quienes les gusta practicar deporte y estar en forma. Se trata de las articulaciones, esa parte de la anatomía que en los deportistas suele sufrir mucha exigencia. Te damos algunos consejos para minimizar los impactos que puedan sufrir tus articulaciones al ejercitarte.

El esfuerzo y las repeticiones inherentes a una actividad física intensa suelen poner a prueba las articulaciones, pudiendo ocasionar el desgaste del colágeno que poseen los huesos para deslizarse eficazmente entre sí. La artrosis y las condropatías están entre los trastornos más frecuentes relacionados con el deporte, pero afortunadamente existen ciertas medidas que pueden evitarlos.

El calentamiento es fundamental

Es la actividad previa que no debes eludir antes de cualquier práctica física intensa. Los ejercicios de calentamiento preparan a todas las partes motrices para afrontar la sesión sin sufrir lesiones. A su vez, necesitas incluir siempre los estiramientos luego de hacer deporte, para permitir que tus músculos se relajen y regresen a su estado habitual.

Músculos fuertes

Cuanto más vigorosos sean tus músculos mejor soportarán la carga de la actividad física, haciendo que tus articulaciones la sufran menos. Por ello es muy adecuado incluir rutinas de musculación en todo entrenamiento.

Esfuerzo

Debes administrar tu esfuerzo de una forma razonable, evitando el sobre entrenamiento y el exceso. La cantidad e intensidad de tu esfuerzo físico debe estar acorde con tus capacidades y estado físico general, o de otra forma podrías exponerte a lesiones articulares, musculares o incluso orgánicas. Por otra parte, tus articulaciones sufrirán menos si mantienes un peso adecuado para tu complexión.

El calzado

Es fundamental que utilices un calzado adecuado para prevenir el desgaste de tus articulaciones. Para ello debes tener en cuenta la actividad que te propones realizar y en todo caso buscar asesoramiento sobre el tema. Un buen calzado deportivo está diseñado para minimizar el impacto del esfuerzo físico sobre las articulaciones.

Líquido

La correcta hidratación es una condición fundamental que debe cumplirse en toda actividad física. Contempla una gran cantidad de factores a nivel corporal y por supuesto también las articulaciones, a las cuales el agua favorece en su funcionamiento.

Cuida tu alimentación

En líneas generales puede decirse que una alimentación sana te favorece en todos los aspectos y también en la preservación de tus articulaciones. En este caso particular, la vitamina C juega un papel beneficioso para el cartílago articular. Está presente en frutas como la naranja, los limones o las fresas.

Por su parte, los ácidos grasos Omega 3 tienen propiedades antiinflamatorias para las articulaciones. Se encuentran en el pescado, los frutos secos o el germen de trigo.

Tener en cuenta los factores mencionados te ayudará a mantener unas articulaciones fuertes y flexibles a lo largo de tu vida, además de permitirte disfrutar de la actividad física sin afectar a tu salud.

¡Respira Salud!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *