Cómo cuidar y mimar tu zona cervical

Una de las zonas del cuerpo que más molestias nos suele ocasionar debido a tensiones por estrés, malas posturas o falta de movilidad y ejercicio, es el cuello.

En principio la zona cervical está preparada para tener una gran movilidad, pues debe permitirnos poder dirigir la vista en todas direcciones, algo esencial para llevar una vida normal.

El problema viene cuando por las tensiones musculares o las malas posturas el cuello no se puede mover libremente, ocasionando molestias e irritaciones de los diferentes tejidos corporales.

La rutina que te propongo este mes te ayudará a mantener el cuello libre de tensiones y con buena movilidad: combinando ejercicios de movilidad, estiramientos y auto masaje.

  • Movilidad

Haz los siguientes movimientos 10 veces cada uno, siempre muy despacio y agrandando el movimiento en la medida de tu comodidad y tus posibilidades, nunca deberías notar dolor o sensación de mareo, si es así párate y cambia de ejercicio.

  1. Mira hacia el techo y luego hacia el suelo
  2. Gira de lado a lado mirando por encima de los hombros
  3. Adelanta y esconde la barbilla
  4. Haz círculos con los hombros hacia atrás y hacia abajo acercando las escápulas
  • Estiramientos musculares

Mantén la posición de 30 segundos a 1 minuto

  1. Trapecio: Tira de la cabeza suavemente a la vez que bajas el hombro
  2. Elevador de la escápula: Inclina hacia adelante y al lado contrario a la vez que bajas el hombro
  3. Esternocleidomastoideo: Tira suavemente de la piel hacia abajo a la vez que inclinas la cabeza
  4. Pectoral: Abre bien el pecho a la vez que inspiras profundamente
  5. Romboides: Separa las escapulas hundiendo el pecho a la vez que espiras
  • Auto masaje

Realiza movimiento circulares durante un minuto con la yema de los dedos con la fuerza y profundidad que más te agrade

  1. Base de la cabeza: Inclínate hacia adelante y masajea la base del cráneo, encontrarás puntos sensibles en los que te puedes concentrar.
  2. Trapecios: Masajea toda la zona entre el hombro y el cuello concentrándote en los puntos sensibles

Complementa esta rutina con clases como Pilates o Espalda Sana para mejorar tu postura algo que también influye mucho en la salud cervical.

Cuida y mima tu zona cervical, una vez al día es suficiente para mantenerte en forma y libre de tensiones.

¡Respira Salud!

About the author

Entrena Tu Energía es el blog del Grupo Duet, de los centros Duet Sports y Duet Fit

Unirse a la discusión