5 hábitos saludables

Nuestra salud y nuestra vida son resultados directos de nuestros hábitos, buenos o malos los hábitos son responsables de lo que somos en el presente. Incluso sencillos hábitos pueden tener un gran impacto en nuestra vida y en nuestro bienestar general.

En este artículo te ofrecemos 5 de esas pequeñas acciones diarias que sumadas pueden tener grandes resultados. ¡Empecemos!

Beber suficiente agua

Se puede vivir muchos días sin comer pero apenas unos pocos días sin beber. Al contrario de lo que podrías pensar, cuando estamos en un estado constante de deshidratación el cuerpo tiende a retener líquidos y a tener un aspecto hinchado. Por esto y muchas razones más es importante beber suficientes líquidos en forma no solo de agua sino también de las verduras y frutas que además aportan vitaminas y minerales.

Hábito 1: Bébete 1 vaso de agua tibia al levantarte y una infusión con el desayuno. Además, llévate una botella de agua grande o cantimplora que deberás acabar a lo largo del día, esto más las frutas y verduras de tu dieta completarán los 2 litros recomendados por la comunidad médica.

¡Cómete las verduras!

Todos sabemos que las verduras y las frutas son necesarias para una buena salud, pero a veces es complicado completar las 5 raciones diarias recomendadas. Si consumimos suficientes verduras y frutas nuestro cuerpo funcionará mejor y tus niveles de energía serán los óptimos para afrontar el día a día. Es recomendable que se consuman tanto en crudo como cocinadas.

Hábito 2: Que no pase un solo día sin comerte una gran ensalada de hortalizas o verduras crudas (preferiblemente en la comida), una gran ración de verduras cocinadas (preferiblemente en la cena) y una merienda de fruta o verdura fresca. Una manera fácil y muy saludable de añadir fruta y verdura a la dieta es por medio de zumos recién hechos, cremas, sopas y purés.

Duerme bien

Pasar una mala noche o no dormir lo suficiente hace que nuestro día sea más difícil e incluso puede cambiar nuestro carácter. Cuando dormimos damos al cuerpo el merecido descanso que necesita para repararse a sí mismo y funcionar correctamente, ya que restablece nuestras hormonas y demás sistemas fisiológicos.

Hábito 3: Los ciclos del sueño duran 90 minutos así que intenta dormir como mínimo 6 horas aunque esta no debe ser la norma, lo ideal es dormir entre 7.30 y 8 horas y ocasionalmente 9 horas. Algo muy importante es que la habitación sea completamente oscura, lo que facilitará quedarnos dormidos y que no acabemos contando ovejas.

¡Ponte en marcha!

Nadie pone en duda los beneficios a nivel físico y mental del ejercicio y la actividad física pero no hace falta correr una maratón a diario. Lo recomendable es seguir un programa equilibrado de entrenamiento que incluya ejercicios cardiovasculares y de fortalecimiento, así como de movilidad y estiramiento.

Hábito 4: Sigue uno de los programas de entrenamiento de tu Duet Quema-calorías, Tonifica o Prevención y relax, mínimo 3 veces por semana. En los días que no vengas a tu Duet asegúrate de hacer algún tipo de actividad física que puede ser pasear en un día soleado, ir en bici, bailar, tareas del hogar o simplemente revolcarte por el suelo jugando con tus hijos.

Respira profundo

Respirar es evidentemente la función más importante del cuerpo ya que introduce en el cuerpo el oxígeno necesario para la vida. La forma de respirar es muy importante ya que si respiramos superficialmente no aprovechamos toda la capacidad de los pulmones lo que se traduce en menos oxigeno que entra al cuerpo. También es importante la calidad del aire que respiramos.

Si ya acudes a clases como Yoga o Estiramientos holísticos sabrás las ventajas de la respiración abdominal o profunda, es una manera muy sencilla de aprovechar al máximo los beneficios de la respiración. Se hace simplemente colocando una mano sobre el ombligo e intentado que la mayoría del aire que inspiramos vaya hacia donde está tu mano notando como se hincha el abdomen, también es importante que trate de vaciar todo el aire suavemente.

Hábito 5: Haz una parada en tu día para realizar respiraciones profundas, con 5 minutos será suficiente, incluso hay aplicaciones móviles que además de recordártelo te guían durante el proceso. Si además puedes hacerlo en un bosque o en la playa mucho mejor ya que la calidad del aire será superior.

Tardamos 21 días en adquirir un hábito, así que como último hábito saludable te recomiendo que hagas una hoja con 21 días y los 5 hábitos diarios que irás marcando una vez completados. Así te será más fácil añadirlos a tu vida y disfrutar todos sus beneficios.

¡Entrena y diviértete!

About the author

Técnico en Duet Sports Mágic Badalona · Diplomado en Fisioterapia · Postgrado en Dirección de Programas Fitness-Wellness

Unirse a la discusión