¿Ya sabes lo que es el ‘parkour’?

Si eres de los que estás permanentemente buscando nuevas formas de mantenerte en forma, te invitamos a conocer un poco más sobre una peculiar actividad física urbana que gana adeptos en todo el mundo. Nos referimos al ‘perkour’.

Esta disciplina tiene sus orígenes en Francia, donde también se denomina l’art du déplacement (el arte del desplazamiento). Fue iniciada por un grupo de jóvenes de Paris en los años 80 del pasado siglo.

Una filosofía de vida

El ‘parkour’ se basa en el desplazamiento por el entorno urbano de la manera más rápida posible, superando cualquier obstáculo. En este recorrido se emplean la carrera, el salto, la escalada y todo recurso físico que permita seguir adelante.

El arte del desplazamiento se sustenta en una filosofía que resume en la frase “ser y durar”. Tal principio responde a la necesidad de poseer un cuerpo fuerte, capaz de vencer toda barrera física. La construcción del cuerpo propio y la auto-superación son dos puntos importantes de esta disciplina. Sus seguidores no suelen comulgar con el concepto de deportes competitivos y son partidarios de la ausencia de reglas específicas. Este esquema teórico es heredero de corrientes de pensamiento que se remontan bastante más atrás en la historia, tal como reflejan las ideas de George Hébert  y su “Método Natural”.

Los practicantes del ‘parkour’ utilizan técnicas de autocontrol y movimiento físico que incluyen saltos, rotaciones, balanceos y diversos tipos de desplazamientos.

Equipamiento y técnica

El ‘parkour’ no requiere de una indumentaria sofisticada. Ante todo el practicante de esta disciplina busca vestimenta cómoda que le permita moverse con fluidez. Generalmente elige ropa deportiva amplia y calzado confortable, aunque hay quienes incluso prefieren ir descalzos.

Lo más importante del arte del desplazamiento es adquirir una buena capacidad técnica sin correr riesgos innecesarios. La complejidad de los desplazamientos y su dificultad deberá ser acorde al nivel físico y técnico del practicante. De lo contrario, se corre el riesgo de lesionarse de gravedad.

El ‘parkour’ no se basa de ninguna forma en una actitud temeraria ni en una atracción irracional por el peligro. De hecho, hay maneras de realizarlo en forma bastante segura y sólo se han de afrontar nuevos retos con plena consciencia de poder superarlos.

La mejor forma de iniciarse en esta práctica es unirse a algún grupo dedicado a ella, donde aquellos integrantes con más experiencia compartirán sus conocimientos con los principiantes. En los genuinos grupos de “traceurs”, como suelen denominarse los adeptos al ‘parkour’, la hermandad, la solidaridad y el respeto son valores muy importantes, por lo cual los recién llegados siempre encontrarán quienes estén dispuestos a acompañarlos en sus primeros pasos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *