Montañismo: practicar las vías ferratas con seguridad

Si aún no conoces la vía ferrata, te recomendamos que sigas leyendo. Se trata sin duda de una emocionante actividad, y es necesario que si te decides a ponerla en práctica, tengas en cuenta ciertos elementos imprescindibles para garantizar tu seguridad.

La vía ferrata consiste en un recorrido generalmente vertical a través de zonas de difícil acceso donde se han instalado una serie de peldaños metálicos junto a otros elementos para facilitar el trayecto, tales como cables de acero, pasamanos o grapas.

Estas herramientas permiten que la escalada o el recorrido puedan ser realizados por personas que no necesariamente son montañistas o escaladores. Pero se debe tener en cuenta que aún en estas condiciones, existirán riesgos para los cuales se ha de estar debidamente preparado.

Elementos de seguridad personal

Si te dispones a realizar un recorrido de este tipo debes contar con un autoseguro con disipador de energía, que puede ser con sistema en V o en Y. Ambos utilizan dos cabos de cuerda con mosquetones de seguridad y el mencionado disipador de energía que permite absorber parte de la fuerza generada durante una posible caída. Este implemento es imprescindible ya que el factor de caída en la vía ferrata es sensiblemente mayor que en una escalada.

Obviamente, deberás recibir una instrucción previa sobre cómo utilizar correctamente el arnés.

Otro elemento imprescindible es el casco, cuyo modelo debe estar homologado bajo los términos y requisitos CE, independientemente de sus características estéticas. Debe ajustarse adecuadamente y la correa debe estar en perfectas condiciones.

Además, debes contar con un arnés (también homologado CE) preferentemente con cinturón lumbar ancho y rígido. Lo ideal es que las perneras sean anchas y cómodas.

Los mosquetones deben ser especialmente diseñados para vía ferrata. Los puedes identificar porque incluyen la letra K grabada en su superficie. Deben ser anchos, en forma de pera y con cierre de seguridad deslizante automático

Debes utilizar cuerda para el regreso o para asegurar a otras personas en pasos peligrosos. Por otra parte, es recomendable utilizar guantes de cuero resistentes y que permitan una buena movilidad.

En cuanto al calzado, éste debe ser cómodo, con suela resistente y no resbaladiza, como las zapatillas de montaña.

Recomendaciones para el trayecto

Las indicaciones técnicas de estos recorridos dependerán en gran medida de su naturaleza. Siempre es recomendable realizarlos con una persona experimentada o que conozca el terreno.

  • En líneas generales se puede decir que no debe haber más de una persona en el tramo de cable comprendido entre dos anclajes. Los escaladores deben mantener una distancia prudente de unos cuatro metros.
  • Por otra parte, nunca debes cogerte del cable de vida, siempre tienes que utilizar los elementos fijos destinados al ascenso (clavijas, grapas y otros).
  • Ante cualquier sospecha de peligro, lo mejor es progresar encordado para avanzar con mayor seguridad y reducir la altura de una posible caída.
  • Los cabos del disipador deben estar por encima de tu antebrazo.
  • Evita siempre realizar una vía ferrata con clima adverso, ya que puede ser sumamente peligroso.
  • No realices ningún tipo de movimiento inesperado, ni piruetas ni contorsiones, ya que podrías poner en serio riesgo tu seguridad.

¿Ya has practicado la vía ferrata? ¡Cuéntanos tu experiencia! Además no te pierdas este post: Las mejores actividades para tomar contacto con la naturaleza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *