Grandes hazañas deportivas

El deporte está nutrido de grandes conquistas e historias de superación que vale la pena recordar. La mística del deporte se nutre de esos hitos que asombran y emocionan al mundo. Son proezas que enaltecen la capacidad humana y generan el entusiasmo que estimula a los atletas del futuro. Veamos algunas de ellas.

Jesse Owens, el deportista que hizo tambalear los ideales nazis

Los Juegos Olímpicos de Berlín en 1936 tenían un gran trasfondo político. Adolf Hitler y su partido veían en el acontecimiento deportivo una excelente oportunidad para demostrar la superioridad aria que predicaban. El atleta afroamericano Jesse Owens, de 22 años, echó por tierra tales pretensiones, obteniendo cuatro medallas de oro y siendo notoriamente superior a sus rivales. Tuvieron que pasar 48 años para que su marca fuera superada. Durante mucho tiempo se dijo que Hitler se había negado a saludar al deportista, lo cual fue desmentido por el propio Owens.

Nadia Comaneci, la mejor gimnasta de la historia

La atleta rumana se dedicó a su disciplina desde muy pequeña, logrando destacar rápidamente en todos los certámenes donde se presentaba. Cuando contaba con tan sólo 13 años ya ostentaba tres medallas de oro en los campeonatos europeos. Su hazaña más recordada la realizó en los juegos Olímpicos de Montreal de 1976, durante la final de barras asimétricas. Su ejercicio fue de una perfección nunca antes vista; fue la primera en obtener una calificación de 10 en su disciplina. Por si fuera poco, repitió el mismo puntaje seis veces más en los juegos.

España contra Malta, la selección que logró un milagro

Fue en la final de la clasificación para la Eurocopa de 1984 cuando la selección española logró lo que parecía imposible; superar los 11 goles que necesitaba para clasificarse. El encuentro tuvo lugar el 21 de diciembre de 1983 en el estadio Benito Villamarín de Sevilla. Fue un partido muy reñido y todo parecía indicar que los españoles no lograrían su objetivo. En los 45 minutos finales lograron anotar 9 goles, para completar un total de 12 y alcanzar así su difícil meta.

Michael Jordan en las finales de la NBA de 1998

 Su nombre no resuena en vano en las mentes de los amantes del baloncesto, pues Jordan posee casi todos los records individuales de la liga. Su partido más recodado fue en la gran final del 98 contra los Utah Jazz. En esa ocasión, los Chicago Bulls de Jordan estaban siendo derrotados, pero a 40 segundos de finalizar el partido el jugador hizo el milagro para los suyos, anotando las dos canastas más recordadas del baloncesto estadounidense.

Emil Zatopek asombró al mundo

El atleta checo especialista en pruebas de fondo es recordado principalmente por su papel en los Juegos Olímpicos de Helsinki de 1952. Allí se transformó en el único deportista que ganó los 5.000 y 10.000 metros y la maratón en una sola edición de los juegos. Su asombrosa potencia como corredor le valió el apodo de “locomotora humana”.

 Estas son sólo algunas de las mayores proezas deportivas. Si piensas que hay alguna que nos hemos dejado fuera de la lista, compártela con nosotros.

About the author

Entrena Tu Energía es el blog del Grupo Duet, de los centros Duet Sports y Duet Fit

Unirse a la discusión