Fin de semana cargado de estrellas de la NBA All-Star

Todo empezó…

Con la idea de James Naismith para solucionar el problema de hacer deporte en invierno. Corría el año 1891 cuando nacía el baloncesto. Pero no me voy a dedicar a repasar toda la historia de este deporte hasta el día de hoy. Voy a hablar de unos pocos “bajitos” que se dedican a esto de forma profesional, y lo que van a estar haciendo este fin de semana todos juntos en Orlando.

Un fin de semana con las estrellas se comentaba en el año 1986. Quizás aún estemos demasiado atrás, sin embargo, son aquellos años los que nos recuerdan que el All Star de la NBA ha estado siempre en constante evolución y no en balde las estrellas que hoy brillan en el “Olimpo” del baloncesto miran al pasado cuando nacen.

Las primeras estrellas

Una vez más “muere” una estrella de esta convención, una estrella que ha marcado una Era, un hombre que ha estado presente durante 18 ediciones en 20 años (en 1999 no hubo All Star, y en 2010 estuvo lesionado). Sí, efectivamente, hablo de Kobe Bryant, uno de los grandes de la historia del baloncesto. Antes que él, otros muchos han dicho adiós. Sin embargo, él recogía el testigo del mejor de la historia, Michael Jordan. Un testigo que Jordan recogió de Magic Johnson. Algunas personas ahora se mostrarán ofendidas, comparar a estos tres grandes, ¡en qué estaría yo pensando! aunque yo no comparo, solo a modo de apunte cito unas palabras que salieron de la misma boca de The GOAT “Magic me inspiró y me empujo a ser mejor”.

Más de uno pensará que esto es una clase de historia y para nada; lo que pretendo señalar con todo esto es que lo actual tiene una base que solo algunos nostálgicos empedernidos miran y recordamos. Que el mate del bicampeón del concurso de mates Zach LaVine (que este año se pierde el concurso por lesión) hizo el año pasado una réplica del que realizó en su momento Michael Jordan hace algo más de 30 años cuando se batía en las finales con Dominique Wilkins.

mate del bicampeón Zach LaVine en la All-Star

Los concursos mates

Así pues no nos engañemos, porque no es para nada algo nuevo, ¿o sí? Cada año lo cierto es que se superan, el 540 grado de Oladipo hace dos años en Nueva York aún pone la piel de gallina a muchos, y lo cierto es que era la primera vez que se hacía en la historia del concurso. Y no somos pocos los que recordamos el DunkShow que hizo LeBron James hace unos años en un entrenamiento o en algún que otro calentamiento de partido, porque lo cierto es que nunca ha querido participar en el concurso de la madrugada del domingo, pero no ha dudado en hacer muestra de su talento cuando se trata de machacar el aro, aunque para hacerlo tuviese que pasar por encima de algún que otro jugador.

Este año en este concurso, no tendremos a nadie de los anteriormente mencionados, porque han llamado al pívot de 2’11 metros de Los Angeles Clippers DeAndre Jordan, al finalista del año pasado Aaron Gordon, a Glenn Robinson III y Derrick Jones Jr.

¿Entonces todo esto va de mates? ¿Unos buenos saltos, un par de acrobacias y a ver quien la hunde hasta el fondo?

Para nada, aunque esta sea probablemente la prueba más llamativa.

Tenemos el concurso de triples, 5 posiciones, 5 pelotas en cada posición y la última cuenta por dos, 7 metros hasta la canasta y un minuto por delante para lanzar. Si tuviéramos que señalar a alguien en este concurso muchos dirían Stephen Curry o Klay Thompson, lo cierto es que son grandes tiradores, pero para un servidor nostálgico de clásicos sus números no se pueden comparar a los de Larry Bird, que ganó los tres primeros concursos de triples. Y no solo eso, dejo una de las citas más memorables en este deporte al entrar en el vestuario antes del concurso y preguntar por el segundo clasificado, puesto que él asumió que este iba a resultar ganador.

Este año nuevamente tendremos a Klay Thompson de Golden State Warriors, a Kyrie Irving de Cleveland Cavaliers, Kemba Walker y a Kyle Lowry como los concursantes más conocidos.

Con esto llegamos al concurso más desconocido, el que pasa más desapercibido y probablemente el menos visto del fin de semana. Hablamos del concurso de habilidades. Que para darle un poco de peso los organizadores este año han decidido incluir también a jugadores altos, es decir pívots como Kristaps Porzingis de los New York Knicks , además los factores más necesarios para participar en este concurso son la agilidad, la velocidad y el manejo del balón y estas habilidades se acostumbran a encontrar en los bases.

También tenemos varios partidos, Rookies contra Sophomore, es decir los de primer año en la Liga contra los de segundo. Solo que desde hace un par de años han decidido no quedarse aquí, han hecho que sea Estados Unidos contra el resto del mundo, no sabemos si esta idea nació a partir de su gran sentimiento patriota o fue simplemente para añadirle emoción. Sea como sea el Rising Stars Challenge cambio eso de Este contra Oeste en 2015.

Sin embargo, desde sus inicios el plato fuerte ocurre en la madrugada del domingo a lunes (2:00 del lunes hora local). Se trata del All Star Game.

El partido de las estrellas

El partido de las estrellas es el verdadero plato principal de este fin de semana donde la NBA se viste de gala para asombrar al mundo. Aquí sí que aún se aplica esto de Conferencia Este contra conferencia oeste. Sobra decir, que es puro espectáculo y que normalmente la defensa que vemos hacer en el partido de conferencias es poco dura, y algunos la trillarían incluso de inexistente. Sin embargo, lo que sí es seguro es que sus ataques nos regalarán algún que otro deleite para nuestros ojos.

Entonces tenemos a dos equipos, que ponen a cinco jugadores de la liga en pista y van jugando durante 48 minutos. Los titulares este año, serán en el Oeste James Harden, Kwaly Leonard, Kevin Durant, Anthony Davis y Stephen Curry.

Esto ha creado cierta polémica, puesto que, este quinteto titular dejaba fuera al nuevo dueño de los triples dobles de la NBA, Russell Westbrook, el jugador de los Thunder promedia el triple doble en esta temporada a base de puntos, rebotes y asistencias y solo en esta temporada colecciona 25 triples dobles (aproximadamente), y hay que destacar que es difícil ver jugadores que hagan más de tres en una temporada.

Rusell Westbrook haciendo un mate en la NBA All-Star

En el este no se crearon tantas controversias con las elecciones y empezarán jugando LeBron James (ya un habitual después de 13 ediciones), Kyrie Irving, Jimmy Butler, DeMar DeRozan y el griego Giannis Antetokounmpo. 

Con todo esto solo puedo recomendar una cosa, abrir bien los ojos, tomarnos un café y sentarnos frente a un televisor para disfrutar del espectáculo, porque nos espera un fin de semana bien cargado de Basket Americano.


Ur Pérez. 
Amante del Baloncesto y deportista aficionado.

About the author

Entrena Tu Energía es el blog del Grupo Duet, de los centros Duet Sports y Duet Fit

Unirse a la discusión