ENTRENA ESTE VERANO CON TU PROPIO PESO

¿Vas a pasar el verano fuera y te va a ser imposible ir al gimnasio? No te preocupes, hoy te presentamos las últimas tendencias en entreno que incluyen el trabajo con el propio peso corporal, para que no tengas excusas este verano de entrenar allá donde vayas sin tener de apuntarte a ningún gimnasio y sin necesidad de recurrir a material extra, ¡saca partido a tu propio cuerpo para moverte, sudar y quemar esas calorías extra que vas a consumir.

¿CÓMO PUEDO UTILIZAR MI PESO PARA ENTRENAR?

Hoy en día han surgido muchas metodología de entreno modernas e innovadoras en las que se deja de lado más máquinas, las mancuernas, barras o pelotas y se recurre al movimiento del propio peso para trabajar los músculos, aumentar pulsaciones y acelerar la quema de grasas. No necesitas ser un gran profesional del deporte para activarte intensamente con estos ejercicios. Basta con utilizar tu cuerpo. ¿Qué métodos son estos y qué ejercicios promueven?

  • Freeletics: Se trata de un sistema de entrenamiento con el propio peso corporal dirigido a conseguir el objetivo que nos marquemos: aumento de fuerza, pérdida de grasa corporal y mejorar agilidad.

  • Zuu: Surgió en Australia como un método diferente de quemar calorías basando sus ejercicios en los movimientos de los animales salvajes. Está compuesto por más de 100 ejercicios diferentes combinados con movimiento típicos humanos como hacer sentadillas. Además no incluye impactos, por lo que es una buena manera de ejercitarse para aquellas personas con problemas articulares.

  • Animal flow: se trata de un sistema de trabajo en el cual se combinan ejercicios en cuadrupedia con el control de peso corporal para crear un sistema innovador, funcional y dinámico. Los ejercicios llevan el nombre de diferentes animales, así podemos encontrarnos con la tortuga para transformarnos en un escorpión, un oso o un mono.

Todos ellos incluyen ejercicios de tipo “high-intensity bodyweight workout” o lo que es lo mismo, entreno de alta intensidad con el propio peso corporal. Y es que dominar el propio  cuerpo  no es nada  sencillo,  requiere  agilidad, coordinación, flexibilidad, potencia, fuerza y sobre todo un gran dominio de nuestro propio peso y de control motor, lo que permite tener una mayor conciencia de nuestro cuerpo, mejorando postura y equilibrio. De esta manera, podemos pensar que una persona que pese poco tendrá más facilidad para realizar este tipo de ejercicios que aquella que le sobran unos kilos de más. No obstante, el uso del resto de habilidades mencionadas hace que no sólo debamos basarnos en los kilos que pesamos, sino en tratar de dominar esos kilos con eficacia y destreza. Por eso este tipo de ejercicios está enfocado para todo tipo de personas, sin importar la edad y el objetivo que tengan.

Además, incluyen gran variedad de ejercicios con intensidades y dificultades diferentes, por eso no pienses que esto no es para ti si eres principiante, trata de adaptarlo a tu nivel y busca aquellos ejercicios que mejor se adecuen a ti y a tus posibilidades.

Tampoco necesitas un lugar concreto donde realizarlos. Puedes hacerlo tanto indoor como outdoor: en casa, en el parque, en una cancha de baloncesto, en la playa… Puedes ir cambiando o escoger el lugar que más te guste para desarrollar los ejercicios. Trata de buscar una hora en la que el calor no sea tan intenso para evitar fatigarnos en exceso y hacer que el entreno sea más llevadero. Puedes invitar a quien tú quieras, empezar suave y acabar los últimos minutos con intensidades más elevadas, cronometrarte en cada sesión para tratar de ir mejorando y retarte contigo mismo o con otro compañero.

Las sesiones puedes hacerlas tan largas como quieras, pueden oscilar entre los 5 minutos o alargarlas hasta la hora de trabajo. Si es la primera vez que lo haces te recomiendo que comiences con dos o tres sesiones cortitas: comenzamos haciendo ejercicios más sencillos y suaves para calentar y finalizamos con aquellos más enérgicos que nos supongan más esfuerzo. Si eres deportista avanzado y quieres trabajar tu cuerpo de una forma global, así como potenciar otras habilidades y buscar un cambio en tu rutina, estos sistemas de trabajo son para ti.

Trata siempre de priorizar la técnica y el buen método antes que la velocidad.

Seamos eficaces y eficientes en el trabajo realizado, esto nos aportará mejor calidad en los resultados y evitaremos lesiones innecesarias.

No lo pienses más, sal de tu zona de confort, atrévete y reta a tu cuerpo con las últimas tendencias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *