Diversión y disciplina: todo es importante

Infancia, maravillosa edad en la que todo es bello, fácil, divertido, genial, maravilloso. Momento en el que los mayores comparten juegos y diversión con nosotros, cuando nos encontramos más seguros y amados. Pero, ¿sin responsabilidades y disciplina?

He aquí uno de los grandes dilemas, que a su vez también es una de las grandes bases para ayudar a crecer a los más pequeños en su desarrollo.

¿Dónde termina la diversión y dónde comienza la disciplina, es posible que coexistan ambas?

En todos los ámbitos de nuestra vida debe de existir la disciplina: en el trabajo, en casa, en el colegio y ¡en los deportes! La disciplina es la capacidad que implica la puesta en práctica de cualquier actuación ordenada y perseverante con el fin de obtener un bien o fin determinado.

Actualmente, un gran número de niños práctica algún deporte, bien sea individual o colectivo. Este hecho es fundamental en la formación integral del niño, ya que permite un desarrollo físico y mental del mismo.

Para los niños el deporte debe de ser algo divertido, algo con lo que disfruten, donde se encuentren motivados y pasen un buen rato, a la vez que van a obtener varios beneficios como la mejora de la coordinación, el equilibrio, el aumento de fuerza, el control del sobrepeso, el compañerismo y un largo etc. Es aconsejable que realicen la actividad que más les guste, ya que hará que lo hagan mejor, nutriéndose a nivel espiritual y personal.

El niño busca diversión, el monitor debe guiar el juego con disciplina

La principal motivación de un niño es la búsqueda de la diversión, por eso el ejercicio debe enfocarse siempre en el ámbito del juego, más adelante ya tendrán tiempo para dedicarse al deporte de competición.

Pero a veces, este juego o diversión puede provocar que el deporte o la actividad sea un poco caótica, ya que sólo queremos divertirnos y nos olvidamos de que hay unas normas que cumplir. Por ese motivo, para hacer cumplir las normas y trabajar con perseverancia, voluntad y disciplina están los monitores, instructores y profesores de esos mismos deportes, ya que ellos van a ser los guías en este camino.

Desde la posición como padres, debemos animar a los niños a que realicen una actividad deportiva, llevándoles al entrenamiento, diciéndoles que se diviertan y disfruten, ya que el deporte les va a aportar diferentes valores como la honestidad, la comprensión, la justicia, la colaboración, el trabajo, el respeto, el esfuerzo y el sacrificio.

Pero para poder conseguir estos objetivos, que serán a través de la perseverancia, debemos permitir que elijan ellos el deporte que quieran realizar para poder pasárselo bien y poder disfrutar de él. Si les obligamos a realizar el deporte que nosotros queramos acabarán aburriéndose y abandonándolo como hacen muchos de ellos.                       

La disciplina es necesaria para poder adiestrar la mente. Tiene que existir un equilibrio entre el cuerpo y la mente, así como coordinación entre ellos. La disciplina nos ayuda a saber controlarnos a nosotros mismos, y eso es lo que le da la importancia en los deportes, pues uno no sólo entrena el cuerpo sino también la mente.

MENS SANA IN CORPORE SANO

About the author

Entrena Tu Energía es el blog del Grupo Duet, de los centros Duet Sports y Duet Fit

Unirse a la discusión

Comments

  • Maria 13/03/2015 at 04:32

    Los niños deben estar gastando su tiempo de ocio que sean sancionados y también divertirse!

    Reply