¡Cariño, voy a hacer un Ironman!

Tu pareja llega un día a casa y te suelta ¡Cariño, voy a hacer un Ironman!

Tú, que no eres de esas personas súper adictas al deporte, piensas Aaaah!! Pues qué bien, ¿no? Y después empiezan a llegar las sorpresas: horas y horas de entrenamiento, cambios en la alimentación, días de descanso….

Hoy he venido con un objetivo, explicarte lo que implica una prueba de 3,8 Km de nado, 180 Km de bicicleta y 42 Km de carrera, tanto si eres la persona que escucha esa frase, como si te planteas por primera vez realizar un Ironman.

Tiempo de preparación de la prueba

Primero, distinguir que no es lo mismo que lo diga una persona habituada a triatlones, aunque sea en distancias inferiores, y con una cierta experiencia y conciencia de estas distancias, que la pronuncie una persona que a duras penas nada hasta la boya de la orilla del mar.

En este sentido, la diferencia básica entre los dos casos será el tiempo previo de preparación.

  • Persona habituada a triatlones: unas 25-30 semanas
  • Persona poco preparada: sería recomendable una planificación de por lo menos 1 año (por no decir 2) con etapas intermedias para coger experiencia, y adaptar el cuerpo a las cargas de entreno. O bien, asumir presentarse a la prueba en plan kamikaze y a ver qué pasa, pero por sentido común no me extenderé en este último caso.
  • Un entrenamiento para presentarse a un Ironman lleva su tiempo.

Primeras semanas de entrenamiento

Ya sea que tu pareja empiece con 25-30 semanas, ó 52, debes tener en cuenta que, con mucha probabilidad sucederá que en las primeras semanas de entrenamiento deberás soportar el quejido por las agujetas, ya que es conveniente que primero se entrene algo más la fuerza muscular, para posteriormente tener garantías de éxito cuando se le exija al cuerpo las cargas de kilómetros.

  • Hasta que el cuerpo no se habitúe, este es el momento en que las agujetas deberían estar más presentes.

Así, en esta fase se harán entrenos que no suelen pasar los 60 minutos por sesión, pero que te dejan frito, como si cada semana se cargara con la mudanza de nuestro hogar, ¡pero con gusto! Así que prepárate porque esta etapa no será de muchas horas pero sí de intensidad.

Cargas de entrenamiento

A falta de 16 semanas para la prueba empezarán las cargas de entrenamiento, o lo que es lo mismo, dedicación de unas 10-14horas de entrenamiento a la semana. Contando además que solemos trabajar 40 horas semanales, más desplazamientos, y otras 50 horas que las dedicamos a dormir…

  • ¡Haz las cuentas! Y verás que poco tiempo de calidad os quedará para estar juntos.

¡No sigas su dieta!

Tu compañero/a va a seguir unas mínimas pautas de nutrición, y si no entrenas a su ritmo, ya no hablemos si no entrenas nada de nada, ni se te ocurra comer lo mismo que él o ella. La sobrecarga de carbohidratos y proteínas que va a necesitar, nada tendrán que ver con la tuya, así que configurar menús por separado, a no ser que tú aspires a presentarte a un concurso Miss o Míster Cuerpo Botijo.

  • No comas lo mismo que él/ella

¿Cómo ser más eficaz en la preparación de la prueba?

¿Te presentas a un Ironman? Tu pareja seguramente sea súper paciente contigo y respete tus sueños, pero aun así, tú puedes hacer mucho para conciliar la vida familiar con la lucha por alcanzar tus objetivos. Aquí te dejo algunos consejos para que seas productivo y eficaz al máximo, y puedas ¡Alcanzar tus sueños, tus objetivos y metas… sin dejar de cuidar las relaciones humanas!

  • El nado: La mayoría de estas pruebas son en periodo estival, a no ser que su inscripción sea para Australia, Suráfrica, etc. (aunque no suele ser lo habitual). Por ello, una buena propuesta es que en uno de los días (que no es el de descanso) podéis ir a la playa. De este modo podréis hacer una actividad conjunta aunque te ‘escapes’ para tu sesión semanal de nado en aguas abiertas de unos 60 o 90 minutos. Es una manera de poder conciliar el tiempo de estar juntos ociosamente, a la vez que mantener el ritmo de entreno.
  • La bicicleta: aquí debería ser dónde dediques más tiempo de entrenamiento. Piensa que en un Ironman (tengas el nivel que tengas) se consume alrededor del 50% del tiempo de la prueba en la bici, así que habrán días de tiraditas de 140-180km, y por bueno/a que seas, esto son tiradas de mínimo 5 horitas. Para compensarlo procura que estos entrenos empiecen en horas bien tempranas para no llegar a las tantas y haber consumido el día entero.
  • El correr: especialmente durante las últimas semanas, suele ser recomendable hacer alguna tirada de 20-25km’s, ¡casi nada! Y normalmente estas salidas, si vives en la ciudad, procuramos hacerlas en lugares con pocos semáforos y a ser posible con desniveles bajos, o muy bajos. Así que quizás podéis aprovechar para compartir este tiempo si tu pareja te acompaña en bici mientras tu corres. Demuéstrale como es de importante su ayuda y el apoyo que significa correr acompañado. Y de paso tu pareja también entrena, aunque a un nivel más normal.
  • El día de descanso: Normalmente se suele recomendar un día de descanso, ¡básico! Como vas a estar entrenando 5-6 días por semana, aprovecha esos días para ir al cine, teatro, una buena comida, o lo que sea. Pero evitad excursiones familiares o visitas a museos con colas, porque lo que realmente quieres es descansar, realiza actividades que no impliquen desgaste físico. Y así de paso, tu pareja te agradecerá un poco de normalidad, un día sin entrenamientos a diestro y siniestro.

¿Habéis superado las largas semanas de entrenamiento? ¿Finalmente lo acompañaste el día de la prueba para ver como realizaba su sueño? ¿Desde que se inicia a las 6 o 7 de la mañana, y aguantaste unas 11-14 horitas animando? Pues ahora… ¡pide un deseo!

Como acompañante ahora aprovéchate, ya que cuando acabamos este tipo de pruebas y conseguimos nuestro objetivo, que suele ser lo habitual, estamos muy contentos y felices, así que ¡qué caramba! Utiliza esa euforia para pedir ese fin de semana que esperabas, o ese capricho que tanto se ha hecho de esperar 🙂 ¡tú también te lo has ganado!

Si conoces más trucos o experiencias para conciliar entrenos y vida familiar, ¡no dudes en dejarnos tu comentario!

¡Mucha suerte!

About the author

Responsable de Expansión Grupo Duet - Enfermo del runner desde los 10 años, participando en carreras populares, maratones, Ironman y triatlones.

Deja un comentario