Camping: un contacto más directo con la naturaleza

¿Hace cuánto no te vas de camping? Esta es una opción vacacional inigualable para experimentar la belleza de los entornos naturales en toda su plenitud. El verano te brinda la oportunidad de disfrutar al máximo de esta actividad junto a tu familia o amigos. El camping es una actividad muy beneficiosa para la mente y el cuerpo.

Una opción  diferente

El camping siempre supone un contacto estrecho con los entornos naturales. Alejarse por unos días de algunas de las comodidades modernas supone una ruptura total con la rutina urbana, que se vive como una experiencia inigualable. Actividades como preparar la comida o reunirse alrededor de una fogata suponen un reencuentro con lo ancestral del ser humano. El camping siempre nos coloca más cerca de la tierra, de sus ritmos y matices.

Por otra parte, el camping se combina muy bien con otras actividades que se pueden realizar en la naturaleza, como el senderismo, la bicicleta de montaña o el canotaje. Todo dependerá del entorno en el que decidas acampar.

Algunas modalidades de camping

La modalidad más popular de camping que existe hoy en día es aquella que se realiza en zonas especialmente destinados para la actividad. Son lugares con parcelas, donde las personas pueden establecer el campamento provisional utilizando carpas, casas rodantes o caravanas. Generalmente se cobra una tarifa que te permitirá acceder a diferentes servicios, como baños, comedores y luz eléctrica, entre otros.

Una variante emergente del camping en zonas comerciales es el llamado ‘glamping’ o camping de lujo, que se realiza en lugares donde existen todo tipo de comodidades y el turista no se ve obligado a realizar ninguna de las tareas comunes de la actividad. Algunos de los establecimientos que ofrecen esta opción disponen de facilidades tales como ropa de cama siempre limpia, baños privados, servicio de comida o terrazas privadas.

Si deseas mayores emociones puedes optar por el camping de aventura, que se desarrolla en áreas agrestes en las que está permitido realizar la actividad. Tal opción supone acercarse a una vida más natural, lejos de las comodidades de los comerciales. Allí será necesario solucionar cuestiones tan básicas como la alimentación o la obtención de agua. Muchos amantes de este tipo de camping prefieren llevarse sólo los enseres mínimos para sobrevivir en la naturaleza.

El camping en movimiento es aquel en el cual el objetivo básico son las caminatas durante varios días a través de una región. Los campamentos suelen establecerse sólo por una noche o una jornada para luego continuar la marcha. Si te decides por esta modalidad deberás llevar sólo las herramientas y utensilios más básicos que puedas llevar en una mochila durante el viaje a pie. Otras modalidades del camping en movimiento se realizan a lomos de un caballo, en bicicleta e incluso sobre embarcaciones a lo largo de ríos o lagos.

Como curiosidad, hay quienes realizan el llamado camping histórico, que consiste en acampar al estilo de una época histórica determinada, accediendo sólo a las comodidades disponibles en el período elegido.

Si deseas tener unas vacaciones diferentes y aún no has probado el camping, puedes elegir aquella modalidad que más se adapte a tus deseos y posibilidades. Existen guías como la de Busca Tu Camping o Campings.net que te ayudarán a encontrar alternativas. Atrévete, sin duda lo disfrutarás.

¡Respira salud!

About the author

Entrena Tu Energía es el blog del Grupo Duet, de los centros Duet Sports y Duet Fit

Unirse a la discusión