¿Ya conoces el ‘battle rope’?

Si eres un entusiasta de probar nuevos métodos para mantenerte en forma y sentirte bien contigo mismo, presta atención; hoy te hablamos sobre el ‘battle rope’, una modalidad de entrenamiento en la que se utilizan cuerdas gruesas.

El ejercicio con ‘battle ropes’ o cuerdas de combate se realiza con cuerdas muy gruesas, también llamadas anakondas o sogas de combate. Básicamente, estas cuerdas se sujetan por sus extremos para realizar con ellas ondas o círculos.

Este método permite desarrollar una actividad intensa que trabaja y fortalece todos los músculos del cuerpo. Además, es un excelente entrenamiento cardiovascular. También es un método ideal para quemar calorías. Según el Journal of Strength and Conditioning Research, se pueden quemar 112 calorías con un ejercicio intenso de 10 minutos.

Diversas posibilidades

Las ‘battle ropes’ ofrecen muchas posibilidades y combinaciones de ejercicios. Al tiempo que se realizan las ondas o círculos, se pueden practicar sentadillas o distintos tipos de desplazamientos.

Otra opción para entrenar con estas cuerdas es el arrastre de carga, ya sea tirando con los brazos o con todo el cuerpo. Las cuerdas también pueden colgarse de cierta altura para trepar por ellas.

El ejercicio clásico con ‘battle ropes’ se realiza elevando alternativamente los brazos de forma coordinada para dar el movimiento deseado a las cuerdas.

Algunos detalles sobre las cuerdas

Las cuerdas utilizadas para este tipo de entrenamiento son generalmente de nylon trenzado resistente, tanto a la fuerza física como al desgaste, por lo cual son muy duraderas. Su grosor suele ser de 38 milímetros y su longitud de nueve, doce o quince metros. Cabe señalar que las cuerdas más largas se adecúan más al ‘battle rope’.

Por otra parte, las cuerdas poseen un acabado con sellado térmico en uno de sus extremos y un ojillo en el otro para su sujeción.

Es importante tener en cuenta los detalles mencionados para evitar accidentes o lesiones durante la práctica de estos ejercicios. Bajo supervisión y con un correcto asesoramiento, es una técnica muy recomendable.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *