¿Problemas de espalda? ¡Ven al agua!

La frase típica de cualquier médico es “La práctica regular de la natación puede ayudar a prevenir problemas de espalda. Si tienes molestias de columna, lumbalgia, cervicalgia, etc. nadar te iría muy bien”. Hoy en día nos encontramos con un alto porcentaje de la población con problemas de espalda a los que mandan a hacer natación y no saben que ejercicios deben o pueden realizar.

Sabías que el ejercicio en el agua permite…

  • Descargar las tensiones que aguanta constantemente la columna vertebral. Dentro del agua la espalda no tiene que aguantar el peso corporal i favorece una descompresión de las vertebras y una relajación de la tensión muscular.
  • Hacer ejercicio muscular sin cargar peso a las articulaciones.
  • Mayor movilidad articular, facilidad y libertad de movimiento con menor esfuerzo y consecuentemente con menos dolor al ejecutar el movimiento.
  • Una rehabilitación física.

Nadar es el mejor ejercicio para los dolores de espalda. Aunque lo desaconsejamos en el caso de que no se sepa nadar bien. Ya que al inicio del aprendizaje de la natación nos encontramos con aspectos que podrían empeorar la dolencia. Provocando tensión en el cuello, espalda, lumbares y piernas.

Por lo tanto deberíamos tener en cuenta estos aspectos:

  • El estilo crol será correcto cuando se respire por el lado, sin provocar ni forzar movimientos del cuello. La respiración implica la rotación de cintura.
  • El estilo espalda es el más fácil, ya que no implica movimiento de respiración.
  • La braza y la mariposa contraindicada para todo tipo de patologías de lumbar y cervical.

A todo esto, aconsejamos nadar con la ayuda de material auxiliar: por ejemplo las aletas. Y si se padece de problemas de cervicales, con tubo respiratorio. Ya que, nos mantiene con un buen control postural de la columna vertebral y nos ayuda a realizar el movimiento sin tener preocupaciones de la acción propulsiva de las piernas.

Algunos  de los ejercicios aconsejados para ayudar a nuestra espalda son por ejemplo…

La medusa: Adoptar la posición de medusa estática. Soltando el aire poco a poco.
(Componente Lumbar y Componente postural).

Bicicleta dinámica: Hacer la bicicleta con un churro entre las piernas con desplazamiento.
(Componente Lumbar).

La natación crea actitudes saludables, elimina malos hábitos, reduce incapacidades funcionales y mejora la calidad de vida de los pacientes. ¡Ven al agua y déjate asesorar por nuestros técnicos!

¡Respira Salud!

4 thoughts on “¿Problemas de espalda? ¡Ven al agua!”

  1. Hola a todos ¿haceis algún grupo de natación para gente con problemas de espalda?, es cierto que la natación es una actividad muy recomendable pero los que tenemos problemas de espalda no tenemos mucho asesoramiento una vez estamos en  la piscina, sería estupendo tener un monitor/a que nos ayudase.

    1.  Hola Gemma,

      según el centro tenemos unos cursos u otros. Estaría bien que te dirigieras a la recepción de tu Centro Duet Sports para consultarlo!!

      Respira Salud

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *