PRANAYAMA, la respiración vital

[two_third last=”no”]
En el post de hoy os voy a hablar del Pranayama o de como respirar en Yoga.

Pranayama es el modelo de respiración yóguica que nos permite sanar el cuerpo y la mente, en la búsqueda del equilibrio. Dice el Hatha Yoga Pradipika que “cuando el aliento va y viene, la mente está inquieta, pero cuando el aliento se calma, también se calma la mente“.

En la práctica del Yoga el control de la respiración se denomina Pranayama, un vocablo que deriva del sánscrito. La respiración consciente o Pranayama es, pues, una de las claves del Yoga, que considera que la respiración es la puerta de acceso a la purificación del cuerpo y la mente.

En Yoga se considera que el aire es la energía vital, es decir, la vía primaria por donde fluye el prana, de tal forma que el control de la respiración es inseparable del movimiento, quietud o desarrollo de las posturas (asanas). Entonces podemos afirmar que “sólo gracias a una respiración adecuada, las asanas se llenan de inteligencia”.

[/two_third]
[one_third last=”yes”]

Sabías que…

En cada inhalación se ingresa al cuerpo un 80% de nitrógeno, un 20% de oxígeno y un 0,4% de dióxido de carbono. El ser humano sólo puede tomar el 1% del oxígeno y el resto lo devuelve a la atmósfera.

Normalmente el ser humano respira sin esfuerzo aparente unas 18 veces al minuto, 1.080 veces a la hora, 25.920 veces al día.

[/one_third]
PRANAYAMA Y ASANAS
La atención en el flujo respiratorio en las asanas es la clave de la práctica del yoga y favorece la limpieza de los nadis (canales energéticos).

En la ejecución de las asanas la respiración debe ser siempre lo más lenta y profunda posible, y es el indicador de si es preciso estirar o flexionar un poco más o, si por el contrario, hay que soltar y aflojar.

Los ejercicios de respiración yóguica enseñan a controlar el prana y, por tanto, la mente. Algunas de estas técnicas son:

  • Tranquilizantes
  • Vitalizantes
  • Equilibrantes
  • Refrescantes

PRANAYAMA Y EMOCIONES
En Yoga el control del sistema respiratorio facilita la revitalización del cuerpo gracias al aumento de la capacidad pulmonar y a la oxigenación del torrente sanguíneo. Pero, además, el Pranayama, que significa respirar con el todo, favorece la atención, la concentración, la serenidad y el equilibrio físico y mental. Existe una relación entre el control de la respiración y el de las emociones (la ansiedad está relacionada con la respiración torácica), de tal forma que un cambio en el proceso respiratorio también permite interrumpir o controlar patrones de respuesta emocional no deseados.

Y hoy más que nunca… ¡Respira Salud!

4 thoughts on “PRANAYAMA, la respiración vital”

  1. Pingback: Kenna Nerpio
  2. Pingback: Marcus Redditt
  3. Pingback: Man Mccullum

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *