Consejos post Navidad

Después de los atracones navideños nos podemos sentir culpables de haber ingerido todos esos platos tan apetecibles a la par de poco sanos.

Las grasas saturadas, nada saludables en exceso, la sal extra y la sobredosis de azúcar han sido los ingredientes básicos de estos días atrás. Los propósitos de año nuevo los tenemos rondando por la cabeza y nos repetimos “Después de reyes vida saludable…”.

Echa un vistazo a las cantidades recomendadas de:

Grasas Saturadas: De la cantidad total de calorías que ingerimos al día, el 30 % deberían proceder de las grasas y no deberíamos pasar del 10% de energía procedente de las grasas saturadas. ¿En qué se traduce todo esto si hablamos de gramos? Un adulto que ingiere 2500 Kcal, podría tomar 83 gr de grasas, 27 gr en grasas saturadas.

Las carnes, bombones o mantecados que hemos tomado en Navidad probablemente hayan hecho que superemos con creces esa recomendación.

Sal: Los alimentos ya contienen sodio pero ya sea añadiendo sal a los platos, tomando platos preparados, embutidos o aperitivos se puede disparar la ingesta de este mineral. La OMS recomienda que no tomemos más de 5 gr de sal diarios.

Azúcar: En nuestra dieta el 55% de las calorías las debemos obtener de hidratos de carbono pero sólo el 10% debería ser de azúcares libres. Si tomamos como ejemplo el adulto anterior que ingiere 2500 kcal serían 62 gr de azúcares libres.

Riquísimas grasas y azúcares navideños

Si pensamos lo que hemos tomado en Navidad el azúcar lo podemos encontrar en los dulces navideños, las salsas, refrescos y en algunas bebidas alcohólicas.

Consejos alimentarios post navideños

  • Toma frutas y verduras, el azúcar contenido en las frutas no se considera azúcar libre, pero no se metaboliza del mismo modo. Decántate por las frutas en lugar de los zumos, en caso de tomar zumos elige aquellos que sean 100% exprimidos, estos zumos ya los puedes encontrar prácticamente en todos los supermercados, evita los néctar de zumos.
  • Sustituye la sal por especies en tus platos o toma sal baja en sodio.
  • Evita sopas en tetrabrik o platos preparados, concentran mayor cantidad de sal para potenciar su sabor.
  • Si has de comer en restaurantes ten en cuenta que en general usan vajillas con platos muy grandes, con lo cual mayor cantidad de comida en ellos aunque no lo parezca, no te sientas mal si no terminas tu ración, tu salud te lo agradecerá.
  • Probablemente tengas en el congelador de casa sobras de esos platos riquísimos que cocinaste y sobraron los días de Navidad o tu familia cocinó y te preparó unos tuppers con mucho amor. Distribúyelos para comer uno a la semana, la comida en el congelador puede aguantar unos meses.
  • Toma agua en todas tus comidas, evita refrescos y alcohol.
  • Hazte con una pizarra para la cocina o la nevera y anota allí el menú semanal. Confecciona una dieta equilibrada siguiendo las recomendaciones de la pirámide de alimentos. Evita en el primer mes, los alimentos ocasionales de la pirámide como la bollería, mantequilla o aperitivos salados. Si quieres una guía para preparar el menú consulta el post  Cómo planificar un menú semanal saludable
  • Antes de ir al supermercado haz una lista con los ingredientes que necesitarás para preparar el menú de la semana y cíñete a ella. Ves al supermercado en horas en las que no tengas hambre, evitarás compras compulsivas de alimentos que no necesitas y quizás no tan saludables.

 

Consejos para iniciar el año activo

  • Camina un poco más, utilízalo en tu vida cotidiana, para ir al trabajo, hacer recados…, caminar hasta el gimnasio.
  • Elige en tu gimnasio las actividades dirigidas que más te gusten y síguelas de forma regular. No empieces dedicándole más horas de las que tu vida cotidiana te permita, de lo contrario en pocas semanas lo dejarás por falta de tiempo. ¡La constancia es la clave del éxito!
  • Busca actividades al aire libre para el fin de semana, a pesar de estar en invierno, nuestro clima es suave y nos permite ir a la montaña o salir en bicicleta. Puedes apuntarte en grupo con tus amigos o familia.

Tener buena salud no depende sólo de uno mismo pero elegir  hábitos de vida saludables nos ayuda a mantenerla lo mejor posible. 🙂

Hacer ejercicio moderado ayuda a mantener un buen estado de salud, visita las webs  www.duetsports.com o  www.duetfit.es y empieza a formar parte de esta gran familia si aún no lo has hecho.

¡Entrena tu energía!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *