No pierdas la forma física en verano

Ahora que ha llegado finalmente el verano todos queremos desconectar de la rutina. Puede que nos alejemos unos días del gimnasio, pero aun así no hay por qué perder la forma, ya que la etapa estival nos puede dar muchas oportunidades de hacer ejercicio y, sobre todo, de disfrutarlo.

La alimentación no se toma vacaciones

Muchas personas aumentan de peso durante sus vacaciones ya que suelen dejar de lado el cuidado de la alimentación. Una buena medida para evitarlo puede ser no comer siempre fuera de casa. De esta forma evitarás tentaciones y tendrás un mayor control sobre lo que ingieres.

Por otra parte y como ya es ampliamente difundido, comer sano no significa dejar de disfrutar de la buena mesa. Existen muchos alimentos saludables y deliciosos que no hacen aportes calóricos excesivos. Además, el calor es un buen aliado para aprovechar los beneficios de los alimentos frescos, como ensaladas y frutas. Las temperaturas elevadas también nos hacen más proclives a tomar líquidos, lo cual es bueno, aunque no deben ser azucarados por supuesto.

El ejercicio

Lo ideal en verano es practicar ejercicios moderados y de baja intensidad. Es una etapa muy propicia para hacer caminatas, senderismo, bicicleta y paseos al aire libre. Existen lugares de gran belleza donde el deleite del paisaje y el buen aire nos invitan a recorrer, explorar y estar en contacto con la naturaleza.

La playa puede ser una excusa ideal para hacer algo de ejercicio. Hay muchas actividades físicas divertidas que puedes disfrutar en la arena, como el clásico partidillo de fútbol, el voley, las palas o correr al borde del mar.

Además, también puedes aprovechar la playa para hacer algunas de tus rutinas de ejercicios, tales como los abdominales o las sentadillas.

El verano también invita a disfrutar del mar y todo lo que puede ofrecer en materia de deportes acuáticos. La natación, el surf, el paddle surf o el buceo con snorkel están entre las actividades que te permitirán ejercitar tu cuerpo a la vez que disfrutas del agua.

Busca actividades que te causen entusiasmo y despierten tu interés, pues de esa forma no te costará ningún esfuerzo realizarlas.

Precauciones

Cuidarse del sol y estar correctamente hidratado son dos consejos ampliamente difundidos cuando se inicia la temporada estival, pero siempre vale la pena mencionarlos ya que su omisión puede tener consecuencias negativas.

Recuerda protegerte del sol con un bloqueador cuando estés al aire libre y, sobre todo, bajo el influjo de los rayos solares.

La ingesta de líquido es fundamental en todas las circunstancias y aún más cuando se hace ejercicio. La norma a seguir es ingerir líquido antes, durante y después de la actividad física.

Siguiendo estas simples directrices y utilizando el sentido común, no tendrás sorpresas desagradables cuando acaben las vacaciones.

¡Respira Salud!

About the author

Entrena Tu Energía es el blog del Grupo Duet, de los centros Duet Sports y Duet Fit

Unirse a la discusión