¿Por qué no bajo de peso? Errores más comunes

Soy Iván Cardell, esta es mi primera entrada del blog y os voy a hablar sobre la pérdida de peso. Imagino que muchos de vosotros os sentiréis rápidamente identificados con lo que vais a leer a continuación y espero aclarar algunas de las dudas más habituales que me consulta la gente.

Muchos, y más ahora que se acerca el veranito, habéis empezado (o ya lleváis un tiempo) haciendo ejercicio y comiendo sano con el objetivo de bajar algunos kilitos ya sea por estética o por salud. Pero resulta que no hay manera de conseguirlo y tu báscula cada día te deprime más.  Quizás, o muy probablemente, estáis haciendo algo mal, ya sea con vuestro entrenamiento o con vuestros hábitos alimenticios y en esta entrada os voy a comentar algunos de los errores más frecuentes que se suelen cometer y como corregirlos.

¡Muy atentos!

1-No controlar la alimentación. Lo pongo en primer lugar por su grado de importancia. Tengo intención de escribir mucho más sobre esto pero hoy quiero que os quedéis con lo básico. Si no coméis menos de lo que vuestro cuerpo necesita, no vais a perder peso. Controlad las calorías, aprended a comer de manera saludable y conoced vuestras necesidades. Es necesario evitar, en mayor medida, las grasas sólidas como la mantequilla y azúcares simples como la bollería y aumentar el consumo de proteínas en vuestra dieta. Muy atentos, también, a las calorías líquidas que podemos encontrar en cafés, zumos, refrescos o bebidas isotónicas con mucho azúcar. ¡Llevaros agua al gimnasio!

2- Realizar ejercicio a intensidad muy baja. A no ser que seáis personas muy sedentarias o con problemas graves para la realización de ejercicio físico, debo deciros que caminar o sentaros en la bicicleta a ”pasar el rato” no os va ayudar a conseguir vuestro objetivo. Puede ser un punto de partida, pero debéis exigiros cada día un poquito más en vuestro entrenamiento.

3-Olvidar el trabajo con pesas. Es cierto que el cardio va a ser vuestra prioridad y que vais a pasar la mayor parte de vuestro entrenamiento en la cinta, elíptica, bicicleta o remo. No obstante, debéis trabajar también la fuerza. Cuanto más músculo tenga mi cuerpo, más energía va a demandar y, por tanto, más peso puedo llegar a perder. Pero, ¿cómo debo entrenar en sala? El número de repeticiones y el peso va a depender de objetivos concretos de cada persona, debéis hablar con el monitor o entrenador y planificar un plan de entrenamiento. Otro factor importante es el tiempo de recuperación entre series o ejercicios.

4-Entrenar descansando mucho tiempo. Dejad el móvil en el vestuario y priorizad vuestro entrenamiento antes que la charla con algún vecino o amigo que entrena en vuestro gimnasio. Descansar mucho entre series hará que os recuperéis, bajéis vuestra intensidad y disminuyáis la fatiga muscular. Se pierde, entonces, la fase de entrenamiento lograda, la quema acelerada de calorías y como consecuencia disminuye la quema de grasa. Entrena con descansos no superiores a 1 minuto y elabora circuitos de entrenamiento donde se trabajen muchos grupos musculares.

.

Hemos hablado sobre factores nutricionales o de entrenamiento pero voy ha remarcar algunos factores psicológicos o emocionales muy comunes y como evitarlos.

5- No establecer nuevas metas y perder la motivación. ¿Qué pasa cuando hemos conseguido bajar esos kilos que tanto queríamos quitarnos y llegamos al peso deseado? Mucha gente se hace esta pregunta y, al no encontrar respuesta, no se proponen nuevos objetivos que les motiven. Suele suceder, entonces, el llamado ‘‘efecto rebote”. Dejamos de lado la dieta que tanto hemos odiado todo este tiempo y descansamos de nuestros duros entrenamientos. En unas semanas recuperamos nuestro estado anterior o incluso lo empeoramos. Debéis establecer nuevos objetivos, nuevas metas, como por ejemplo; mejorar vuestro tono muscular, recuperar alguna dolencia, ganar más fuerza o flexibilidad, etc.

6-Querer obtener resultados muy rápidos o marcarse objetivos muy poco realistas. Lamento decepcionaros pero las rutinas o las dietas milagro no existen. No esperes obtener un resultado de meses en unas pocas semanas o días. Sé constante y paciente, enamórate del proceso y los resultados vendrán solos. No creas todo lo que dicen las revistas o la televisión.

Para terminar me gustaría que reflexionarais un poco y que no busquéis un número concreto en vuestra báscula, buscad una sensación agradable con vosotros mismos o veros mejor en el espejo. Aprended a llevar una vida saludable y os aseguro que vuestra meta o vuestro objetivo principal se irá transformando en nuevos hábitos saludables que van a cambiar por completo vuestro estilo de vida.

Pide ayuda al técnico encargado para poder obtener resultados más rápidos. ¡Que no te dé vergüenza preguntar!

Si te ha gustado el post no olvides suscribirte al blog y darnos tu opinión en los comentarios

¡Entrena tu energía!

About the author

Unirse a la discusión

Comments

  • Carmen 19/04/2017 at 20:54

    Muchas gracias por todos tus comentarios pero mi principal problema es la retención de líquidos algún truco?

    Reply
    • Iván Cardell 20/04/2017 at 10:06

      Buenos días Carmen, la retención de líquidos afecta principalmente a las mujeres en épocas relacionadas con los desajustes hormonales como la menstruación, el embarazo o la menopausia. Además, los problemas de circulación, una alimentación incorrecta o el estrés también favorecen la retención de líquidos y el consecuente aumento de peso que puede rondar los dos kilos.
      En la mayoría de los casos, las causas principales son: una dieta desequilibrada y sobre todo rica en sal, no beber suficiente agua o llevar una vida excesivamente sedentaria. Identifica tu error e intenta corregirlo.
      Espero que te sirva, un saludo!

      Reply
  • Rocío 19/04/2017 at 21:01

    Me gusta como lo describes.Ivan. ..es la realidad y tal cual lo vivimos todos…
    hay que ser muy constantes y no caer en malas costumbres pero hace falta que de vez en cuando nos lo recuerden.
    Gracias

    Reply
    • Iván Cardell 20/04/2017 at 10:09

      Muchas gracias a ti por el comentario Rocío, un saludo!

      Reply