¿Es mejor correr con calzado minimalista o con el calzado tradicional?

Tradicionalmente el calzado que se usa para correr suele caracterizarse por una gran suela acolchada y sobretodo un mayor grosor en el talón lo cual te da la sensación de que lo natural es descargar el pié en el suelo primero sobre el talón.

Lo que sí que es natural al caminar no lo es cuando corremos pues al analizar la pisada de atletas descalzos se observa que apoyan con toda la planta o incluso sólo con la parte anterior del pie.

Esto ha llevado a que en los últimos años aparezca un tipo de calzado llamado “minimalista” que se caracteriza por ser todo lo contrario al tradicional, pues suele tener poco suela y muy poco o nada de grosor en el talón basándose en la no alteración de la forma natural del pie y el andar o el correr de los humanos.

Hoy en día no hay estudios concluyentes acerca de si es mejor correr con calzado tradicional o minimalista: lo que se ha observado es que los diferentes estilos de correr (tradicional o minimalista) conllevan diferentes lesiones .

  • El tradicional tiene mayor incidencia de lesiones de rodilla y cadera.
  • El minimalista tiene más incidencia de lesiones del tendón d’Aquiles y los músculos de la pantorrilla.

Así que no parece haber una ventaja de un calzado sobre el otro.

A continuación exponemos los pros y contras de cada tipo de calzado:

Pros y contras de los dos tipos de calzado

Calzado tradicional

A favor:

  • El mayor amortiguamiento de la suela produce un efecto de rebote lo cual puede reducir el gasto energético de la zancada además de reducir la tensión de los ligamentos y tendones de la pierna.

En contra:

  • La mayor amortiguación en el talón hace que te acostumbres a impactar más fuerte en el suelo devolviendo esta energía bruscamente a las articulaciones de la pierna y cadera lo que puede producir lesiones por sobrecarga.
  • A menudo el calzado no permite desplegar bien el pie dentro de la zapatilla lo cual reduce la sensación de los receptores nerviosos del pie afectando a la coordinación y el equilibrio favoreciendo así lesiones como esguinces y torceduras o patrones anormales de la marcha.
  • Hay mayor incidencia de lesiones de la rodilla, la cadera y la musculatura isquiotibial.

Calzado minimalista

A favor

  • Fortalece tus ligamentos, tendones y músculos de la pierna y el pie ya que te obliga a utilizar cada músculo de la manera que esta naturalmente diseñado para ser usado lo cual a la vez mejora el equilibrio y la coordinación.
  • Mejora la cadencia de carrera lo cual mejora la economía de carrera y velocidad esto se debe a que al tener menor amortiguación externa se ha de apoyar el pie en el suelo con más cuidado y más rápido como mecanismo de autoprotección.
  • Se aumenta la absorción del impacto que ahora se reparte a lo largo de toda la pierna y cadera reduciendo así el riesgo de lesiones asociadas al impacto fuerte y repetitivo.

En contra:

  • Si estás acostumbrado a apoyar con el talón cambiar al calzado minimalista puede significar un shock para tus pies por lo cual hay que procurar un tiempo prudente de transición.
  • La manera de correr con el calzado minimalista es más técnica lo cual requiere un aprendizaje y una atención continua que puede disminuir a medida que aumenta tu cansancio, esto sucede por lo menos hasta que te hayas acostumbrado definitivamente al calzado.
  • Hay mayor incidencia de lesiones de la musculatura de la pantorrilla y la fascia plantar debido a la mayor tensión que se produce durante la zancada.

Ya que no existe suficiente evidencia a favor de ninguno de los dos calzados, el único consejo que podemos darte es que te quedes con el calzado que te permita correr a gusto y seguro.

Si decides pasarte al calzado minimalista ten en cuenta un periodo de adaptación que en cualquier caso debe ser gradual y cuidadoso para evitar lesiones y poder sacar el máximo provecho a este calzado y a esta forma de correr.

Duets, para cualquier consulta podéis dejar aquí vuestros comentarios. Y si quieres apliar la información, no dudes en leer el artículo sobre La elección del calzado deportivo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *