Entrenar el tramo de la natación veraneando en la montaña

Estamos en pleno verano y llegan las deseadas vacaciones. Unas vacaciones en las cuales, no podemos olvidar nuestro aspecto físico, ya que es muy importante seguir manteniendo el cuerpo y la mente; a través de la práctica deportiva.

Surgen muchas preguntas cuando salimos de nuestro centro deportivo y cambia la rutina deportiva que seguíamos… ¿Dónde puedo realizar ejercicio? ¿Quién me puede asesorar? ¿Se puede realizar o quemar calorías en el aire libre? ¿Qué tipo de ejercicio puedo hacer en la montaña o en la playa?

En este artículo nos centraremos en la natación, ya que muchos de nuestros seguidores son nadadores o población que nada diariamente en la piscina de alguno de nuestros centros deportivos, y nos han transmitido su preocupación por seguir con sus entrenamientos. Así que no os preocupéis, porque hoy os explicaremos una manera fácil para seguir nadando estés dónde estés.

El agua o la natación es un elemento que podemos incluir en nuestro plan de entrenamiento, ya que nos aporta muchos beneficios a nivel físico. Alguno de ellos cómo el fortalecimiento del tren inferior, trabajo de core, trabajo aeróbico, aspecto mental, entrenamiento sin lesiones, etc.

Situaciones veraniegas con las qué podemos encontrarnos:

Veranemos en un pueblo de playa y montaña

Por ejemplo en la costa catalana encontramos la Costa Brava. Pueblos rodeados de montaña juntamente con playas y calas que envuelven toda la costa.

Encontrareis las famosas “ViesBraves”. Es una red pública de itinerarios marinos y de aguas abiertas destinada a la práctica de actividades deportivas, lúdicas y pedagógicas. Itinerarios señalizados con boyas que permiten disfrutar de las “aguas abiertas” de forma segura.

Una manera, para los que os guste la natación, de nadar mientras disfrutáis de un entorno natural privilegiado.

Aquí os dejamos el link de los km y Vies Braves que podéis encontrar en la Costa Brava

Veraneamos en un pueblo dónde no hay playa pero tenemos un lago

En este caso, si el sitio de vacaciones dónde nos encontramos no disponemos de playa, tenemos varias opciones. Podemos utilizar o la piscina del pueblo o el lago. En el caso de la piscina del pueblo, en muchas ocasiones nos ayudará a mantener el mismo contexto que la piscina en la que estamos acostumbrados a nadar y los entrenamientos pueden ser similares.

En el lago también podemos entrenar, pero importante sobretodo cerciorarse de que esté permitido el baño al público.

Un ejemplo, en el cual también es muy cómodo nadar, es el Lago de Banyoles. El Lago de Banyoles es un espacio de entrenamiento ideal para la natación. Tiene un carril habilitado con una longitud de 500 metros.

Para acabar, permitirme un último consejo para que realices tus entrenamientos de natación al aire libre con éxito: disfruta del entorno realizando entrenamientos de volumen y tiradas largas. Un entreno que te ayudará a mantener tu estado físico para la vuelta a los entrenamientos.

Si necesitáis alguna información más, no dudéis en dejarme el comentario a continuación.

¡Entrena tu energía!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *