El arte del Tai Chi

¡Por fin llegó el momento de descubriros el Tai Chi! Para los que no lo conozcáis todavía, el Tai Chi es un arte marcial, pero muchos de sus practicantes no buscamos la aplicación marcial de sus movimientos, sino un modo de hacer circular la energía (Qi) y sentirnos en un estado de paz y quietud mental. Tai Chi Chuan es su nombre completo.

Tai Chi significa meta suprema y Chuan puño.

Si buscas una manera de relajarte y dejar otros pensamientos de lado quizás te interese seguir leyendo este post, y seguro que cuando acabes tendrás muchas ganas de  probar una clase de Tai Chi.

¿Qué es el Tai Chi?

El Tai Chi son una serie de movimientos encadenados realizados de forma lenta y armónica. Dicen que surgió en el Monte Wudang, tai chi chuanen el S.XIII, lo creó un ermitaño budista observando la lucha entre una grulla y una serpiente.

Esta arte marcial está vinculada con la filosofía taoísta, los movimientos, la posición, el ritmo no se hace buscando sólo un aspecto físico sino el camino hacia el Tao. El Tao se puede describir como el vacío, la nada previa al origen de cualquier cosa, algo que no tiene forma, no se ve ni se oye. Con los ejercicios de Tai Chi se busca ese camino integrándote con la naturaleza.

El Yin y el Yang

Os voy a dar dos pinceladas sobre la teoría del yin y el yang tan vinculada al Tai Chi. Son 2 conceptos necesarios para que haya vida, el uno sin el otro no sería posible, no se debe confundir con oposición sino como un sistema de polaridad que se complementa uno con otro, si falta uno el sistema desaparecería.

Hay elementos de la naturaleza como la luna, la tierra o cualidades humanas como la delgadez, ser introvertido que son más yin y otras como el sol, el cielo, la gordura o ser extrovertido que son más yang. Pero tanto en la naturaleza como en cada uno de nosotros existe una parte yang y otra yin.

En Tai chi, el equilibrio entre el yin y el yang lo conseguimos cuando físicamente estamos en movimiento pero mentalmente en quietud.

Diferentes estilos y formas de Tai Chi

Existen muchos estilos, algunos más conocidos que otros, algunos de ellos son los siguientes:

  • Estilo Yang, es el estilo más difundido, movimientos fluidos, circulares, armónicos y con un mismo ritmo desde el principio hasta el final.
  • Estilo Chen, que combina movimientos rápidos con otros lentos.
  • Estilo Wu, son movimientos lentos con pasos cortos.

La forma más difundida tanto aquí como en  otras partes del mundo es la forma de 24 movimientos, estilo Yang.

Existen diferentes formas, cortas a partir de 8 movimientos, hay de 13, 24, 48…. o las hay muy largas de incluso 200 movimientos, normalmente estas son repeticiones de formas más cortas. También podéis ver como hay grupos que practican formas con armas, en su origen se practicaba con manos vacías pero con el paso del tiempo se crearon formas con espada, bastón o abanico.

Beneficios del Tai Chi

  • Conciencia corporal
  • Mejorar el equilibrio y la coordinación
  • Desarrollo de la atención y la memoria
  • Equilibrio emocional
  • Desbloqueo articular
  • Aprender a relajar de forma consciente la musculatura.

Pero después de toda esta teoría, ¿quieres saber cómo se practica Tai Chi?

En Occidente, nuestra manera de aprender es muy diferente a la China. Si tuviésemos a un maestro chino delante nuestro, las sesiones de Tai chi consistirían simplemente en imitar sus movimientos y con los años de práctica interiorizaríamos la forma, la posición, la fluidez, hasta notar que el Qi circula por nuestro cuerpo y los movimientos saldrían solos en una situación de calma interior.

En Occidente las sesiones de Tai Chi son un poquito más guiadas, pero siempre intentado no perder la esencia de su origen.

Antes de empezar una sesión de Tai Chi has de estar en una situación de calma y no demasiado agitado.

Empezamos con un calentamiento, ejercicios de rotaciones articulares, flexibilidad, equilibrio, coordinación…con este calentamiento despertaremos el Qi. Después practicamos de forma repetida una forma, algunos de sus movimientos varias veces o la forma entera, de esta manera la energía concentrada en el calentamiento la distribuiremos por todo el cuerpo.

Para la medicina china una articulación bloqueada es un bloqueo de energía que no permite que fluya por el resto del cuerpo.

Para que la energía fluya será importante seguir unos principios posturales. Seguramente si alguna vez habéis observado algún grupo de personas haciendo Tai Chi su posición y manera de moverse es diferente a la vuestra. Os explicaré en qué consiste la posición de arco y flecha, y en otros artículos ya os hablaré en más profundidad sobre algunas posiciones:

  • Las rodillas siempre tienen flexión y nunca han de sobrepasar la punta del pie.
  • La espalda avanza y retrocede en bloque. Siempre se mantiene el eje cielo-tierra, podemos imaginar una línea desde el centro de la cabeza hasta periné, esa alineación no se ha de perder.
  • El pecho lo dejaremos ligeramente hundido, los hombros bajos y alineados.
  • Mentón recogido hacía dentro.
  • Las manos y dedos curvados y un poco separados.

Y para terminar una sesión podemos dedicar unos minutos a una meditación. Si pruebas a no pensar en nada verás que es imposible, si lo has conseguido, te doy mi enhorabuena, los grandes meditadores lo consiguen, pero no es tarea fácil. Existen diferentes técnicas de meditación para focalizar la atención en la respiración, algún objeto, etc… y de esa manera poder apartar los pensamientos que vienen a la mente.

¿Y qué tengo que llevar?

Sobre la indumentaria, es aconsejable ropa holgadatai chi y descalzos o con unas zapatillas de suela muy fina que te permita enraizarte hacia tierra. Un buen momento del día para practicar seria al amanecer o por la tarde cuando va bajando el sol, buscando el equilibrio entre el yin y el yang.

Para hacer Tai Chi sólo necesitarás relajarte, mirar e imitar los movimientos de tu monitor sin ninguna vergüenza de si coordinas o no tus movimientos, sin preocuparte de nada más que en estar presente en ese momento tanto física como mentalmente. Con el tiempo conseguirás dejarte llevar y tus movimientos fluirán.

Os animo a todos los que aún no practicáis Tai Chi que os regaléis unos momentos de quietud en vuestra rutina. Informaros de los horarios en duetsports.com o duetfit.es.

Si te ha gustado el post, comparte, y si tienes alguna duda puedes dejarme tu comentario justo debajo.

Y ya sabes, ¡entrena tu energía!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *