Consejos fundamentales para practicar trekking

Seguramente has oído hablar del trekking en numerosas ocasiones. En este artículo te presentamos los datos imprescindibles para disfrutar de esta maravillosa actividad al aire libre.

El trekking es una actividad ideal para entrar en contacto con la naturaleza y a la vez hacer ejercicio. Ha ganado un gran número de adeptos últimamente, ya que puede ser practicada por personas de casi todas las edades, siempre que se encuentren saludables. Si has considerado la posibilidad de hacer trekking te brindamos algunos consejos que deberías tener en cuenta.

Rutas

Un itinerario de trekking se puede practicar de muy diversas maneras. Pueden ser paseos de varios días o simplemente de algunas horas. Los recorridos más sencillos suelen realizarse por sendas definidas, sin grandes accidentes u obstáculos y con señalización. Otras opciones incorporan mayores dificultades y altitudes, con caminos más extensos.

Los recorridos recomendados para personas experimentadas son más escarpados, a mayor altura y pueden incluir lugares de escalada o el cruce de ríos. Se suelen realizar en sitios totalmente agrestes, donde no existen sendas ni señalización. En todos los casos, la ruta debe estar planificada previamente en forma detallada. Debes escoger una ruta que se adapte a tus capacidades físicas y a tus objetivos. También debes considerar qué opciones te brinda el equipamiento que posees.

Lo que debes llevar

Para un recorrido de nivel sencillo sólo necesitas llevar un calzado cómodo y resistente, que sea lo suficientemente holgado para usar calcetines gruesos en caso de ser necesario. Es mejor ablandarlo previamente y no estrenarlo el mismo día que se realiza el paseo. Además, debes llevar suficiente agua para estar hidratado y abrigo acorde a la época del año en la que realizarás el itinerario.

En los recorridos más complejos se deben añadir los siguientes elementos: comida y agua suficiente, ropa cómoda, impermeables, abrigos, fuentes lumínicas, botiquín de primeros auxilios, protección solar, mechero, cuchillo o cortaplumas, brújula, GPS y un mapa de la ruta a seguir.

En la alimentación para recorridos largos es recomendable incluir frutos secos y chocolate.

Según el tipo de recorrido se pueden incorporar equipos adicionales, tales como bastón de marcha, equipo de escalada o calzados especiales para la actividad.

En la ruta

El trekking requiere el mantenimiento de un ritmo más o menos regular; pese a esto son importantes los descansos, más aún tratándose de recorridos largos en los que hay que cargar con una mochila de un peso significativo. Estos intervalos deben permitirte recuperar un poco tus fuerzas y descansar la espalda, pero no han de ser tan extensos como para que tus músculos se enfríen.

Algunos consejos prácticos

  • Presta mucha atención al camino y no te expongas a accidentes.
  • Evita realizar pruebas arriesgadas o incursionar en lugares cuya peligrosidad sea difícil de evaluar.
  • Ten especial cuidado con piedras flojas o con musgo y humedad.
  • Durante los ascensos intenta apoyar toda la planta del pie, para generar un menor impacto en tus articulaciones.
  • Se puede ascender en zigzag para aminorar el esfuerzo.
  • En las bajadas es aconsejable flexionar un poco las rodillas para distribuir mejor el esfuerzo.
  • Debes posicionar tus pies de manera tal que puedas mantener un buen agarre y equilibrio en todo momento y de esa forma evitar caídas o disminuir su impacto.

 

Por último, ten en cuenta que uno de los grandes pilares de los amantes del trekking es el respeto por el entorno. No dejes desperdicios ni dañes el paisaje en forma alguna. De esta forma contribuirás a que todos podamos seguir disfrutando de la belleza de los enclaves naturales.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *