Cómo dosificarse para el segmento de bici en un triatlón

Prepárate porque vamos a tratar un aspecto clave para el rendimiento de resistencia: la regulación del esfuerzo, necesaria tanto en natación, bicicleta o carrera a pie. Hoy nos centraremos en la bicicleta y más concretamente en el sector ciclista de un triatlón.

¿Por qué a veces no rendimos como esperábamos?

Tener un buen estado de forma puede no traducirse en el rendimiento previsto si no competimos bien. A veces hay motivos por los que no rendimos como esperábamos, estos pueden ser problemas externos como la meteorología o climatología, o un problema gástrico, o bien causados por el entrenamiento, tales como una mala planificación, una mala puesta a punto, etc.

Pero en otras ocasiones todo parece haberse hecho bien, estamos en un buen estado de forma y sin embargo, sin darnos cuenta, nosotros mismos por nuestro planteamiento de competencia hacemos que el rendimiento sea peor de lo que debía.

Lo que está claro es que cualquier decisión general al respecto del ritmo en la sección de bicicleta debe tomarse previamente:

  • Debe estudiarse el circuito en cuestión
  • Establecerse un ritmo realista y estable
  • Practicar el ritmo de acuerdo a la percepción en distancias de entrenamiento y circuitos similares
  • Evitar improvisaciones, comportamientos desesperados o el dejarse llevar por “la manada”.

Hay que recordar que al terminar la sección de bici hay que bajarse y empezar a correr, por lo que hay que dosificar la velocidad y la cadencia del pedaleo para que se mantenga fluido, y así poder bajarse y empezar a correr con fuerza.

Las dos estrategias que pueden ayudarte

Podemos utilizar una de estas dos estrategias:

  • Pedalear de menos a más: se habla de correr en positivo, ir marcando más tiempo por kilómetro. Para correr así requiere de sangre fría y de un mayor análisis de tus características, los ritmos y los momentos en los que decidirse a ir hacia delante.
  • Pedalear de más a menos o en negativo: pero corres el riesgo de agotar todas tus fuerzas y en el sector a pie pinchar por completo.

Recuerda hacer entrenamientos con la misma bicicleta que vas a utilizar en competición y así acoplarte completamente a tu posición aerodinámica, y dominarla por completo.

Un truco para los últimos kilómetros de la sección de bicicleta es rodar de pie para ir estirando las piernas y cambiar el ángulo de trabajo de nuestros músculos, así no nos sentiremos agarrotados al bajar de la bicicleta y empezar correr.

¡Salud y kilómetros!

About the author

Entrena Tu Energía es el blog del Grupo Duet, de los centros Duet Sports y Duet Fit

Unirse a la discusión