¿Qué puedes hacer tú por el medioambiente?

Es cada vez mayor el número de personas que se interesan por el medio ambiente. Todos podemos hacer nuestro pequeño aporte para vivir en un entorno más saludable. En este artículo te damos algunos consejos para ello.

Como ya hemos dicho, hoy en día cada vez más personas apoyan las iniciativas tendientes a preservar la ecología del planeta, pero esta tarea tan importante no sólo depende de organizaciones o gobiernos sino también de la conducta de cada persona en su propio entorno.

Empezando por casa

La separación de desechos hogareños está instaurada en varios países, pero aún en lugares donde no existe una política oficial puede ser muy positivo realizarla por cuenta propia. Si separas lo orgánico de lo inorgánico puedes facilitar la tarea de personas que se dedican a reciclar productos descartados.

Recicla y utiliza los envases de vidrio para diversos usos, en vez de comprarlos y volverlos a tirar. El vidrio es un material ideal para preservar una gran variedad de productos.

Deposita las pilas o baterías usadas en lugares destinados para su recolección (actualmente existen en muchos sitios). También puedes utilizar pilas recargables, que tienen una larga vida útil, por lo cual no hay que desecharlas por un buen tiempo.

Utiliza lámparas de luz de bajo consumo y no dejes encendidos los aparatos que no estás utilizando. El ahorro de energía beneficiará tu economía y también el medio ambiente.

En lo posible usa productos de limpieza biodegradables.

No desperdicies el agua; es un bien muy valioso y escaso en muchas zonas del planeta. Cierra el grifo cuando no lo estés utilizando; en la mayoría de las actividades higiénicas no es necesario tenerlo abierto todo el tiempo. Por otra parte, asegúrate de no tener fugas de agua en las cañerías. Si realizas riegos usa estrictamente el agua necesaria para ello.

Fuera del hogar

Lleva tus propias bolsas al supermercado y reutiliza las que ya posees aprovechando su larga vida útil. También puedes reutilizar diferentes envases de plástico.

Opta en lo posible por productos que vengan en envases reciclables y utiliza lo más que puedas papel reciclado.

De más está decir que debes evitar arrojar desperdicios en la vía pública. Si no tienes

dónde tirar un papel, un trozo de plástico o una botella, consérvalas hasta que encuentres un recipiente para basura.Respeta las plantas, los árboles y la vida silvestre. No dañes la naturaleza, que ya está bastante castigada. Si vas de campamento o realizas alguna actividad al aire libre asegúrate de dejar el entorno inalterado antes de irte.

Aprovecha todas las alternativas al uso del coche. Existen muchos lugares donde puedes ir en el transporte público, la bicicleta o simplemente caminando. Además, en los dos últimos casos estarás incrementando tu actividad física, con beneficios para tu salud.

Quizás tengas la sensación de que estas acciones son mínimas, pero si son aplicadas por muchas personas en todo el mundo, la ecología del planeta experimentará una sensible recuperación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *