Por fin damos la bienvenida al verano. ¡Feliz Noche de San Juan a todos!

La Noche de San Juan es una festividad de origen muy antiguo que se celebra el 23 de junio prendiendo hogueras, tirando petardos y comiendo una típica coca dulce de frutas y piñones, y con esta fiesta se celebra la llegada del solsticio de verano en el hemisferio norte.

En cuanto a las hogueras, mucha gente las enciende en la calle o en la playa con muebles y trastos viejos, una tradición muy bonita pero que debemos realizar con cuidado si no queremos llevarnos un susto. A continuación, algunas precauciones:

– No se pueden encender fuegos sin la autorización correspondiente
– No encendáis nunca una hoguera con líquidos inflamables
– No echéis papeles ni tejidos, el viento los elevaría y los podría llevar lejos
– No lancéis bidones ni espráis porque pueden explotar
– No queméis neumáticos ni plásticos porque provocan mucha contaminación
– Aseguraos de que, una vez quemada la hoguera, el fuego no reavive

Otra tradición de esta noche relacionada con el fuego son los petardos. Tanto mayores como pequeños se lo pasan en grande con ellos; eso sí, os pedimos sentido común y que tengáis muy presentes las siguientes advertencias:

– Comprad los petardos en establecimientos pirotécnicos autorizados
– Aseguraos de que los niños utilicen sólo productos pirotécnicos apropiados para su edad y siempre bajo la supervisión de un adulto
– No pongáis los petardos cerca de la cara o el cuerpo
– No lancéis nunca un petardo contra alguien
– Encended cada producto siguiendo estrictamente las instrucciones de funcionamiento
– No os guardéis petardos en los bolsillos
– No encendáis petardos dentro de casas
– No lancéis los cohetes con la mano
– Encended siempre la mecha por el extremo
– Tenéis que lanzar los cohetes a más de 500 metros de zonas boscosas y aglomeraciones de personas
– No metáis nunca petardos dentro de ladrillos o botellas porque al explotar hacen metralla que puede hacer mucho daño
– En lugares donde se celebre cerca una verbena, es recomendable recoger la ropa tendida y los toldos, y cerrar puertas y ventanas
– Si un petardo no se enciende bien, no lo toquéis hasta después de media hora, y después dejadlo en agua

La parte más dulce de la fiesta la protagonizan las famosas cocas de San Juan. La de toda la vida es la de briox con frutas y piñones, aunque con el paso del tiempo se han ido introduciendo de más sabores: coca de chicharrones y hojaldre, de piñones rellena de crema, de chocolate, de nata o con frutas naturales.

La novedad de este año es la coca de San Juan sin azúcar, pensada para que las personas diabéticas también puedan comer. Para elaborar esta coca, que tiene un sabor dulce, se ha sustituido el azúcar por otros productos como la fructosa, la glucosa o la sacarosa.

Estéis donde estéis, elegid la mejor manera para dar la bienvenida al verano y recordad todos los consejos que os hemos dado. ¡Feliz verbena a todos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *