¡Tírate a la piscina con el aquagym!

Seguro que con la llegada del calor ya te apetece un chapuzón en la piscina, y si además sirve para mejorar tu forma física y tu silueta, mejor, ¿no?. Pues con el aquagym además de refrescarte podrás pasarlo bien mientras realizas un deporte con una gran cantidad de beneficios.

Desmitifiquemos el aquagym: cuando alguien nos menciona este deporte solemos pensar “es un deporte para personas de la tercera edad” pero estamos muy equivocados. El aquagym presenta una gran cantidad de beneficios para nuestro cuerpo y para recuperar muchos tipos de lesiones a cualquier edad.

La gimnasia acuática es una manera completa, fácil y suave de realizar deporte, te ayuda a mantenerte sano, relajar la mente y estilizar la figura. Además las sesiones siempre se realizan con música que hacen la clase mucho más amena y divertida.

Todos los beneficios tiene que ver con las bondades del agua, que permite realizar ejercicios con muy poco impacto. Al estar dentro del agua, tu peso se reduce entre un 80 y un 90%, por tanto el cuerpo no se resiente, no hay impacto y es muy poco probable sufrir algún tipo de lesión.Además, al ser ejercicios sin impacto, los músculos trabajan con mayor intensidad realizando ejercicios sencillos aunque tu cuerpo no sea consciente de ello. El bajo impacto es ideal si sufres dolores de espalda, de articulaciones o te recuperas de alguna lesión de rodilla o de piernas.

“Este deporte te permite quemar de  600 a 700 calorías en sólo 30 minutos”

Pero el deporte acuático no solo es bueno para la salud, sino que también contribuye a mantener y estilizar tu línea, puedes trabajar la tonificación de pechos y glúteos, muscular la espalda, el abdomen y los brazos. Fortalece los músculos, aumenta el ritmo cardíaco y mejora el tono de nuestra respiración. Este deporte te permite quemar de  600 a 700 calorías en sólo 30 minutos si sigues el ritmo del entrenador, lo que equivale a lo que podrías reducir trabajando una hora y media en sala fitness.

Y no nos olvidemos de la temida celulitis, y es que el aquagym hace que los movimientos del agua actúen sobre la piel, aplicando un masaje drenante que estimula la circuilación sanguínea, disminuye la retención de líquidos y elimina la celulitis.

 

BENEFICIO MENTAL

El agua aporta un efecto relajante y deja una sensación de ligereza después de realizar ejercicios en el agua. Además provoca la secreción de endorfinas, conocidas como las hormonas del placer, que dan la sensación de bienestar. Te ayudará a liberarte del estrés y las preocupaciones. Al ser clases en grupo también conoceremos gente, nos socializaremos y nos divertiremos desarrollando el efecto estimulante que produce trabajar en equipo sin tener que competir.

BENEFICIO PARA LESIONES

No olvidemos que el objetivo principal de este deporte es la tonificación muscular pero también es un gran aliado para rehabilitar lesiones. Primero por el no impacto en el suelo y por otro lado porque la resistencia del agua posibilita que se puedan realizar mayor número de repeticiones sin necesidad de sobrecarga ni refuerzos.

El aquagym ayuda a rehabilitar este tipo de lesiones:

– Escoliosis:
 Se reduce la desviación de la columna gracias a la tonificación muscular
– Hipercifosis: Fomentando la flexibilidad y tonificando la musculatura para ganar estabilidad
– Hernias discales: Reduciendo el dolor y aumentando la movilidad
– Esguinces y roturas: Es posible mejorar la movilidad de la articulación tras periodos de inmovilización.
– Tendinopatías o tendinitis: El aquagym favorece la elasticidad y fortalece la musculatura.
– Fibromialgia: mejora del dolor gracias a los estiramientos musculares

ES BUENO PARA TODAS LAS EDADES

Como ya hemos comentado, este deporte es ideal y apto para todo tipo de edades desde los 7 años a los 77 más o menos.

Puedes practicarlo sea cual sea tu estado físico, tu edad o incluso tu peso. Es muy recomendable para mujeres en embarazadas, así como todo aquel que padezca dolencias musculares.

Y, además, no es imprescindible saber nadar ya que siempre se practica en el lado de la piscina donde se puede tocar de pie o en una piscina de poca profundidad.

Recordemos sus beneficios principales

  • Alivia los dolores musculares
  • Ayuda a rehabilitar lesiones
  • Ayuda con los dolores de espalda
  • Favorece la circulación sanguínea.
  • Reduce la presión arterial.
  • Ayuda a trabajar los músculos.
  • Mejora nuestro ritmo cardíaco.
  • Activa nuestro sistema cardiovascular.
  • Favorece la relajación 
  • Ayuda a tonificar brazos, piernas y glúteos.
  • Mejora nuestra respiración y resistencia.
  • Mejora la flexibilidad.
  • Ayuda a la prevención de trastornos psicosomáticos, como la ansiedad o la depresión.
  • Ayuda a adelgazar
  • Elimina la celulitis

Por último recuerda que para practicar aquagym solo necesitas un bañador cómodo que te permita moverte fácilmente, un gorro y unas zapatillas de piscina. Si realizamos aquagym en un centro deportivo, los monitores facilitarán normalmente material para complementar los ejercicios como tablas o pesas de corcho.

Y lo mejor es que aunque te vayas de vacaciones es un deporte que siempre puedes seguir haciendo ya que se realiza en todas las piscinas de hoteles o lugares vacacionales.

¿A qué esperas? ¡Lánzate al aquagym!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *