Moda y reused unidos en los nuevos uniformes de Duet Sports

Cuando se trata de crear, cualquier material es válido. Y es que partiendo de la base de que los recursos naturales son cada vez más limitados, moda y reutilización deben ir cogidos de la mano. Una muestra de ello son los nuevos uniformes de Duet Sports que se han diseñado y confeccionado a partir de materiales reciclados.

El concepto Duet Reused que muestra la importancia que tiene el cuidado de los materiales y recursos utilizados, es un valor fomentado en todos los ámbitos de la empresa y por eso los trabajadores han participado durante todo el proceso junto a la diseñadora.

Verónica Cuenca, ha sido la encargada de darle forma a los nuevos uniformes. Verónica es una joven diseñadora y estudiante de tercero de carrera en el IED de Barcelona y está muy concienciada con el concepto reused: “pienso que con todo lo que estamos consumiendo, el mundo necesita que tiremos un poco hacia atrás y paremos de fabricar tanto y utilicemos lo antiguo que ya tenemos, porque al final nos quedaremos sin recursos” argumenta la diseñadora. A pesar de estar todavía formándose, el año pasado ya lanzó su propia marca de ropa y no ha dudado en comprometerse con este proyecto de moda y reciclaje.

En las manos de la diseñadora había todo tipo de materiales utilizados anteriormente por la empresa para dar rienda suelta a su imaginación. El material deportivo en desuso debía ser transformado dándole una nueva utilidad y una nueva vida.

Los trabajadores de los centros deportivos se reunieron con Verónica para determinar entre todos las ideas que darían forma a los bocetos de los nuevos uniformes. Entre las distintas opiniones, había algunos conceptos claros: la necesidad de crear ropa ligera, veraniega y que permitiera moverse con agilidad.

La idea de una ropa apta para la recepción en centros deportivos que no dejara de lado la esencia del deporte ha llevado a la creación de polos y bermudas para los hombres y vestidos ligeros y cómodos para las mujeres.

El concepto reused se ha plasmado en los uniformes utilizando cientos de camisetas antiguas en desuso de los campamentos de verano. Y es que según la Fundación de Justicia Medioambiental, para producir una sola camiseta de algodón se necesitan más de 2.700 litros de agua. Por ello, la reutilización de las camisetas ha sido la mejor opción para seguir concienciando de la importancia que tiene el cuidado de los materiales y los recursos que utilizamos.

La magia del proyecto ha sido ver como se ha producido un diseño que nada tiene que ver con lo que eran los materiales antes del proceso. El toque especial reside en que sea todo un producto local, ya que tanto las telas como la confección y el bordado han estado realizados en Cataluña.

El proyecto se define como una nueva iniciativa sostenible para respetar y cuidar el planeta. Demuestra que el diseño, la rentabilidad y el deporte son compatibles y que cada pequeño gesto es un paso hacia adelante para no acabar con los recursos mundiales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *