David Millar, el Ave Fénix del ciclismo profesional

Hoy queremos compartir con vosotros la trepidante historia de David Millar, el famoso ciclista escocés que pasó dos años suspendido tras reconocer haberse dopado en 2001 y 2003.

David Millar conoce todos los entresijos del ciclismo profesional y ha sufrido en sus propias carnes lo mejor y lo peor de tan sacrificado deporte. Ahora, en una prueba de sinceridad, ha decidido contar toda su experiencia en un libro titulado “Pedaleando en la oscuridad”.

En la obra, esta especie de ángel caído moderno reflexiona sobre su trayectoria y sus errores. Desde su ascenso a la élite del ciclismo hasta cómo sucumbió al juego sucio para no quedarse atrás y su condena por dopaje. Pero lo más importante de todo: también cuenta cómo supo aprovechar una segunda oportunidad y salir adelante.

“Era un mundo tenebroso que existía detrás de la caravana technicolor, un mundo que casi toda la gente del ciclismo conocía pero que nadie se atrevía a cuestionar. Era todo una gran mentira. Y los hombres que competían limpios no podían hacer
nada, sólo seguir adelante y apretar los dientes”, dice Millar.

David hizo su debut como profesional en 1997 con el equipo Cofidis. En 2005 se quedó sin equipo y cumplió una sanción de dos años por dopaje. Como castigo le quitaron algunas victorias, como por ejemplo la medalla de oro del Campeonato del Mundo en Contrarreloj del año 2003.

En la actualidad es uno de los rodadores más prestigiosos del circuito y milita en las filas del Garmin-Slipstream junto a otros ciclistas de élite como Christian Vande Velde, Tyler Farrar o Ryder Hesjedal.

Os dejamos con un documental que emitieron en “Informe Robinson” para que podáis entender un poco mejor qué le puede llevar a una persona a hacer trampas en un deporte que disfruta y ama:

Duets, ¿conocíais la historia de David Millar? ¿Qué os ha parecido?

One thought on “David Millar, el Ave Fénix del ciclismo profesional”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *