¡Aumenta tu motivación para ir al gym!

¿Estás buscando la motivación para ir al gym y no sabes dónde la has puesto? Tranquilo… ¡nosotros te ayudamos a recuperarla con estos estupendos consejos!

MÁRCATE UN OBJETIVO: ¿Cuál es tu objetivo? Si no tenemos claro que es lo que queremos conseguir nunca vamos a saber hacia donde debemos caminar. Establece prioridades y sitúa en primer lugar aquella que para ti es la más importante y con la que sabes que te vas a sentir más realizado de haber logrado.

DATE TIEMPO PARA VER CAMBIOS: Busca pequeños cambios de conseguir a corto plazo, que te sean llevaderos y que no te suponga un esfuerzo grande. Ponerse metas a corto plazo está demostrado que ayuda a mantener la constancia, la motivación y la esperanza de ver los cambios en un tiempo menor. De lo contrario las energías se agotan y lo abandonaremos antes de tiempo. Ten paciencia a la hora de ver los resultados, a medida que vayas viendo tus progresos te motivarás para continuar y podrás marcarte otros nuevos.

HAZLO POR TI: Nos pasamos el día de un sitio para otro, actuamos como un piloto automático. Aprovecha el momento de ir a entrenar como algo que te pertenece, céntrate en cuidarte, mimarte y sacarte provecho. Tienes todos esos minutos para ti, olvídate del estrés, del trabajo y de las preocupaciones u obligaciones de la vida diaria y haz aquello que más te apetezca. Puedes optar por clases de yoga, pilates o estiramiento para relajarte, o por el contrario puedes aprovechar el momento para entrenar fuerte, descargar tensiones y volver a casa como nuevo.

MÍMATE, VETE DE COMPRAS: Vete de compras, date ese capricho y curiosea lo último en zapatillas, mallas, camisetas, pulsómetros, relojes… Comprar ropa o accesorios nuevos es una buena manera de incentivar nuestras ganas de ir al gimnasio para estrenarlo, lucirse y estar a la última en moda deportiva. Aunque no es necesario gastarse una gran cantidad de dinero, hoy en día podemos encontrar ropa moderna, cómoda y económica en cualquier tienda. ¡Cómprate una camiseta nueva y verás como las ganas de estrenarla hará que vayas al gimnasio con más ilusión!

ANALIZA QUÉ DEBES HACER Y CÓMO: Para lograr nuestro objetivo debemos diseñar el camino para llegar a él de la mejor manera. Para ello primero habrá que determinar qué es lo que debemos hacer: rutina de entreno, frecuencia a la semana, minutos disponibles al día, pautas de alimentación que debemos seguir, descansos…Y el cómo: qué tipo de ejercicios nos van a funcionar mejor, técnica de cada uno de ellos, series, repeticiones, recuperación entre ejercicios, velocidad de ejecución… Enfocar la manera en cómo hacerlo no es una tarea fácil, lo que nos puede llevar a confusiones respecto a lo que estamos haciendo, entorpeciendo y haciendo más difícil la llegada a nuestra meta. Para ello, puedes solicitar la ayuda de profesionales que te guiarán a enfocar tus entrenamientos, pautar la mejor manera de trabajar y medir tus evoluciones y progresos.

ENCUENTRA TU MANERA: Trata de buscar la manera más divertida y dinámica de lograr tu propósito. No todo el mundo disfruta de los mismo, ni haciendo las cosas de la misma manera. Sé creativo, varía, cambia la forma de entrenar, de moverte, los espacios en los cuales lo haces y la gente de la que te rodeas. Si hace mal día y no puedes salir a correr, busca otra manera de hacerlo; si no tienes tiempo de ir al gimnasio móntate tu propia rutina en casa. No dependas de un lugar o de una persona, céntrate en ti mismo, en tu meta y en conseguirla de la manera más cómoda posible, sin prisas pero sin pausas y disfrutando siempre del camino

TÓMATE FOTOS PARA VER LAS COMPARATIVAS: Un buen método para registrar nuestra evolución es hacernos fotos. La báscula nos muestra los kilos que hemos perdido o ganado, pero en una imagen podremos valorar cómo se ha ido modificando nuestro cuerpo. Abdomen más definido, hombros más marcados, brazos y piernas más estilizadas… Toma un registro de cuando hiciste la primera foto, los kilos en el momento actual y tus sensaciones respecto a tu rutina de entreno: cuánto te cuesta, cuántos minutos dedicas a cada ejercicio, cómo sientes tu capacidad respiratoria, muscular… Haz lo mismo pasado unos meses. Después reúne las imágenes y los comentarios y evalúa el progreso.

4 thoughts on “¡Aumenta tu motivación para ir al gym!”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *